miércoles, 16 de febrero de 2011

Las virtudes del Romero

El Romero; Rosmarinus officinalis
El romero es un arbusto siempre verde originario de la cuenca mediterránea, que alcanza hasta 2 m de altura. El tallo es duro y las hojas son parecidas a las del pino, opuestas y duras. Las flores son pequeñas, de color azul pálido y crecen agrupadas en racimos terminales. Toda la planta es aromática y las ramas se recolectan en verano, después de la floración. 
Tomada en infusión es buena para aliviar las afecciones digestivas y hepáticas, como restauradora y reanimadora en caso de agotamiento, para mejorar la actividad del cerebro y agudizar los sentidos. 

Por vía externa se usa para calmar los dolores musculares y reumáticos, tratar y cuidar la piel, sanar las llagas y las pequeñas heridas. 

El alcohol de romero es muy conocido por estas virtudes. Normalmente se compra en las farmacias ya preparado, pero si quieres preparartelo tú mismo, siempre puedes hacerlo tal como se hacía antiguamente. Yo lo preparo para darme friegas y calmar los dolores cuando estoy agotado, y la verdad es que va genial.

¿Cómo se prepara el alcohol?.

Vale, ahí va la receta;

Alcohol de Romero
1 litro de alcohol de 96º (lo compro en la farmacia)
7 ramas de romero fresco (cogidas pidiéndole permiso a la Diosa)
Esencia de romero (en tiendas esotéricas, farmacias o herbolarios)
Esencia de limón (funciona como vaso-dilatador)
Se coge un frasco hermético y se ponen las ramas del romero. Se cubre con alcohol y se cierra bien. Se deja reposar durante 15 días aproximadamente, y pasado el tiempo se cuela. Una vez colado, se añaden 30 gotas de esencia de romero y 30 de limón.
Si queremos que tenga más poder contra los dolores musculares, podemos añadirle 15 gotas de esencia de ruda, ya que va bien para calmar los dolores.
Una vez preparado, se deja reposar 24 horas para que la esencia se diluya bien, y ya esta listo.
Se embotella en un frasco práctico y se conserva. No tiene fecha de caducidad, porque el alcohol no pierde propiedades.
Aunque es verdad que se puede comprar ya hecho, a mí me gusta hacerlo personalmente, pues me permite conectarme a la Naturaleza. Vivir todo el
proceso de elaboración también me hacer verlo con más cariño y aprecio.

Secreto; una vez preparado y embotellado, puedes ponerlo sobre tu Pentáculo de altar y bendecirlo en el nombre de la Madre Tierra, para que tenga más poder. Se bendice colocando tus manos sobre él y rezando una oración personal que solicite la asistencia de la Diosa Madre. Luego se conseva hasta que se necesite. 

LAS VIRTUDES MÁGICAS DEL ROMERO

Mágicamente sirve para cualquier objetivo positivo. Se utiliza especialmente en los hechizos de amor, salud, protección, buena suerte, matrimonio y fidelidad.

Si se pone en los ramos de novia ayuda a que el matrimonio vaya bien y se mantenga fiel (aleja la infidelidad).
Si se coloca debajo de la cama nos ayuda a despejar la mente y evita las pesadillas.

Si se tiene en casa como planta ornamental y se cuida, potencia la buena suerte.

Puesto en los saquitos sirve tanto para el amor como para la protección.

Añadido al agua del baño nos purifica del mal de ojo y magnetiza el Aura para que la gente nos trate bien.

Puesto debajo de la cama sirve para protegerse del mal y de las envidias, nos protege de los "fluidos negativos" y evita que el mal de ojo se nos "adhiera".

Con él se pueden hacer muchísimos trabajos energético, ya sea rituales, hechizos, ceremonias o amuletos. Se considera la hierba de las curanderas por excelencia y casi todos los Wiccanos lo usamos con buenos resultados.
A mí personalmente me gusta tenerlo en casa, pues ofrece protección y positividad al hogar.  Es una planta que no se marchita nunca y es bastante resistente a las heladas.

Como bien dice el refrán; “de las virtudes del romero, podría escribirse un libro entero” y es que con esta magnífica planta pueden elaborarse todo tipo de curas y brebajes.

Los curanderos del campo saben que con él se puede curar la picadura del alacrán, y se pueden hacer preparados para fortalecer el cabello.
Cuando yo voy al campo siempre me traigo alguna rama y lo pongo a secar en casa. Lo recojo pidiéndole permiso  a la Diosa y dándole las gracias por su ayuda.

Secarlo es bastante fácil; basta con ponerlo en ramilletes atados y colgarlos boca abajo. Cuando pasan 8 o 10 días ya está completamente seco. Es entonces cuando lo troceo y lo embotello. Lo guardo en un frasco de cristal y le pego una etiqueta identificativa. 
Me gusta que siempre haya romero en casa pues nunca sabes si lo vas a necesitar. A veces sale una urgencia y necesitas “algo” herbal que valga para todo. El romero me saca de apuros en estos casos, pues bien “programado” hace trabajos fantásticos. Conduce bien la intencionalidad y despeja el ambiente de negatividad. Ya ves..., una planta aparentemente tan sencilla y común, encierra más poder de lo que parecía.

Tú lo usas....?.

Te importaría compartir conmigo tu información...?

Gracias por tu respuesta.

Sabio y Bendito seas

5 comentarios:

  1. Hola me gusta todo lo que realizas me gustaría tener la sabiduría que tu tienes
    Yo sigo tus pasos te pido que me hayudes mas desarrollarme soy de california y siempre te sigo gracias

    ResponderEliminar
  2. cuando yegue a esta casa avia una mata pero duro poco se seco y despues puse otra mata igual c seco por que

    ResponderEliminar
  3. Desde tiempo inmemorial, mi abuela quemaba siempre romero: tenía una pequeña sartén un poco agujereada, ya muy gastada, o bien un cazo que no sirviera ya para comer (por aquéllo de estar contaminado con teflón medio arrancado en los últimos tiempos, porque según me contaba, antes las sartenes y cazos eran muy caros, duraban toda la vida, pero era muy difícil limpiarlos y que quedasen bien, pero se podía, ahora con los de baño de teflón ya no se puede, según comentaba cuando vivía, ahora lo que está de moda es el baño de piedra o de cerámica para gastar poco aceite...).

    El caso es que ella usaba un pequeño cazo o sartén únicamente para este menester, donde quemaba unas ramitas desmenuzadas de romero casi exclusivamente, aunque a veces también le ponía tomillo, pero el caso es que tenía que echar muchísimo humo, para así pasearlo por toda la casa, hasta el último rincón.

    Según decía, en principio era para limpiar la casa, dar buen olor, ahuyentar bichos y por si acaso existieran, también malas vibraciones y malos espíritus. Nunca se prodigó mucho en palabras al respecto, o sea que ni idea... pero eso sí, me dejó una duda sobre otra cosa: poner lazos rojos a las tijeras, que nunca supe porqué, e igual pensé que era alguna manía de mujeres o algo, porque igual mi hermana lo sabe, pero a mi apenas me hablaba, yo estaba más bien siempre con mi abuelo...

    En fin, he aquí un uso tradicional.... Con el tiempo me enteré que ciertos celtas también lo usan con funciones parecidas, al igual que ciertos orientales (aunque no sabría bien decir de si mongoles o tibetanos).

    En cuanto a hierba medicinal, el romero, por su análisis químico, al igual que en el tomillo tienen como una de sus virtudes el activar el metabolismo en general, por lo que a veces (sobretodo al romero), se le denomina como el "ginseng light español". Claro que precisamente por eso, la gente con tensión arterial alta deben abstenerse o tomarse con precaución porque se puede aumentar y llegar a un riesgo cardiovascular. Claro que si es un infusión poco potente no pasa nada.
    Por cierto, con el calor del verano, es bueno tomarse una infusión de romero con una pizca muy pequeñísima de tomillo (si no es muy picante) para regular la tensión, y puede tomarse tanto caliente, como fría con miel o azúcar, o incluso hacer polos en la nevera con él, que además están bien fresquitos (aunque hay que ponerles un poco más de dulce porque al estar fríos, congela la lengua y no se siente mucho el sabor).

    Eso es todo. Un saludo y que vaya todo bien.
    Rayos y Truenos!

    ResponderEliminar
  4. Estando de excursión en un lugar muy especial, con canteras a cielo abierto y una cueva de enterramiento prehistórica, encontré un palo en el suelo que me pareció muy especial. Lo cogí. Y decidí que sería mi varita mágica. Al principio no sabía de que se trataba pero un día me fijé en que los tallos del romero tenían la misma forma. Y descubrí que mi varita era de Romero. Muy mágico, la verdad que sí!

    ResponderEliminar
  5. Yo lei por internet que el romero sirve para la memoria y armonizar el cerebro. Estudios científicos dicen que ayuda su aroma solamente para ese beneficio. Desde ahí que lo uso como incienso. Me gusta limpiar la casa quemando ramitas de romero. Me paso quemando cuarto por cuarto y me gusta su aroma. Al igual que el laurel, calma la mente y la ansiedad. Hace poco me agarro un ataque de pánico y me prendi unas hojas de laurel y fue lo único que me ayudo a calmarme. Ambos sirven para limpiar las casas de malas vibras y atraer lo bueno.

    ResponderEliminar