jueves, 14 de abril de 2011

¿Porqué celebrar un Esbat?

Si ya eres un Wiccano activo, todo lo que te muestro aquí te lo sabes de sobra. Pero si estás empezando tal vez te sirva como empuje para que avances en tu formación lunar. 

Quiero hablarte de las razones del Esbat, y del motivo por el que celebramos los encuentros lunares, pues aunque parezca una tontería, en el fondo son más importantes y beneficiosos de lo que aparenta.
Consideramos la Naturaleza como el tapiz sagrado que utiliza el Espíritu para manifestarse, con la presencia del Dios y de la Diosa. Para nosotros, todo lo que existe tiene una chispa sagrada concedida por el Espíritu, y tanto el suelo que pisas como el aire que respiras es un regalo de los Dioses.
-¿Por qué? 
-¿Qué te hace preparar un Altar y conjurar a los Antiguos Dioses?. 
-¿Qué haces en tu Esbat?. 
-¿Tienes alguna ceremonia básica que te sirve para regirte?.
Sabio y Bendito Seas. 
El Brujo Shiva


La corriente pagana se caracteriza por su visión de la Naturaleza. Para nosotros la Divinidad está presente en ella. 
Esta forma de entender a la Divinidad ha sido denominada Panteísmo (Divinidad en Todo), lo cual quiere decir que todo lo que ves es el "cuerpo de la deidad". Esta Divinidad la vemos y percibimos en la manifestación natural, que es su propia manifestación. Para nosotros el Universo es la prueba física de que la Divinidad existe, pues es su propia extensión.
Los sabios del pasado siguiendo esta línea de pensamiento creyeron ver en el Sol a la figura del "Padre" y a la Luna la de la "Madre". Como para nosotros la Divinidad es Padre y Madre, asociamos el Sol con el Dios y la Luna con la Diosa. Estudiando las distintas culturas, religiones y creencias hemos visto que efectivamente en la mayoría de las religiones la Luna es femenina y está asociada a las Diosas. De la misma manera el Sol es masculino y se asocia al Dios. Aunque es verdad que en ciertas creencias, se invierte el género, lo cierto es que hay dos presencias divinas cósmicas, el sol y la luna. Son las que más nos influyen, y como tales, nos sirven como símbolo-puente de conexión para lograr la trascendencia y conectar con el Espíritu del Universo.
Hasta aquí todo parece comprensible, es fácil de entender por cualquiera, pues si crees que todo es divino, en sus manifestaciones verás expresiones de su ser. Ahora vayamos un poco más allá; cuando una bruja activa de hoy en día celebra las Lunas llenas como momentos sagrados para conectar con los Dioses, una energía divina y superior se inserta en ella. Esta energía se mantiene en su cuerpo durante un tiempo. La bruja sabia y prudente que conoce su oficio la usa para el bien común (el suyo, el de su familia, amigos, personas necesitadas, etc). Con forme va practicando ceremonias y conectando con la Diosa a través de la Luna el poder que está invocando se acerca más y más a ella. Y llega un momento en que se convierte en un canal de energía. Al realizar tantas ceremonias ella misma se convierte en su canal por el cual los dones de la Diosa se precipitan. Gracias a su amor, fe, devoción y entrega sincera, la bruja que mantiene su fe y la practica, establece un vínculo espiritual que le permite interactuar con la Diosa y ayudar a los demás (empezando por ella misma).
Cuanto más practica su ceremonia más eleva su consciencia humana y la conecta a lo Divino. Con los años, la experiencia que puede llegar a tener la bruja queda patente en sus palabras y obras. Si estás conectado de verdad con la Diosa, tú eres su sacerdotisa, su representante, y más allá del título que alguien pretenda darte, tu conexión interior será lo que de verdad determine tu capacidad.
Si sabes poco de la Wicca y ves a los maestros veteranos celebrando su Ritual de Luna Llena tal vez te asombres al comprobar la concentración y la trascendencia que llegan a tener. Y los resultados físicos vienen en gran medida de acuerdo a la conexión interior que hayan logrado con los Dioses.
Tal vez esto te resulte muy atractivo y misterioso, pero déjame decirte que lo más importante es recordar que tú eres la conexión. Y más allá del ritual que practiques, el que escoja para trascender, debe servirte para conectar. Si ahora mismo practicas un ritual ya estructurado por alguien pero sientes que no conectas, busca otro que te ayude a trascender.
Si quieres aprender sobre los Esbats, significa que la Luna te llama, y que debes iniciarte en su misterio. En este caso te aconsejo los libros que he mostrado en mi canal Youtube, los leas y vayas practicando poco a poco. Pero si ya has comenzado a celebrar los Esbats, estará bien que te preguntes a ti mismo porqué lo haces.
Una pregunta que hago a los alumnos que deseas formarse en la Wicca es porqué. Porqué la buscan?. Las respuestas pueden ser de todo tipo, aunque en esencia coínciden.
-¿Celebras los Esbats?. 
Aquí te muestro mis 13 respuestas, tal vez te sirvan para hacerte pensar y meditar sobre tu sendero.
¿POR QUÉ CELEBRO LAS LUNAS LLENAS?
1. Porque veo en la Luna la Presencia de la Diosa Madre. Ya sé que la Luna es un orbe cósmico, que en sí misma no es una Diosa, pero su presencia me recuerda a la Diosa. Cada vez que la veo en el cielo, me acuerdo de la Gran Madre. De la misma manera que un cristiano cuando ve una estatua de María se acuerda de la Virgen, yo cuando veo la Luna me acuerdo de la Diosa Blanca. La Luna es su regente cósmico, por lo tanto cuando la veo, inevitablemente pienso en la Diosa.
2. Porque cuando celebro su llegada, pienso en lo Divino, en lo trascendental, en lo espiritual, en lo mágico, en lo bello, en mi crecimiento espiritual y su presencia me hace trabajar por el desarrollo de una vida completa.
3. Porque cuando los celebro, me elevo espiritualmente. Teniendo en cuenta que en los Esbat rezamos a la Divinidad (Dios-Diosa), los Esbat me ayudan a conectarme con la Fuente de Toda Vida y con los Padres Supremos. Celebrar el Esbat, me acerca a la Consciencia del Universo.
4. Porque cuando estoy en ello, inmediatamente me acuerdo de los Ancestros Sabios, no sólo de los míos, sino de aquellos que vivieron y murieron por causa de la Libertad Religiosa, y brindo en su honor, afirmando que hoy en día somos libres.
5. Porque cuando "comulgo con la Luna" recibo una fuerte carga de energía psíquica que potencia mis sentidos. Sí, celebrar la Luna Llena aumenta la Videncia, el Psiquismo, la Visión Interior, los Sueños Proféticos, etc. No es que vayas a ver espíritus nada más celebrar tu primer Esbat, pero sí que aumenta tu visión. De repente te viene a la mente una visión, una sensación de algo que tienes que saber.
6. Porque cuando llamo a los Elementos, me equilibro a mí mismo. En una parte del Esbat llamamos a los 4 Elementos, y al invocarlos y conectar con ellos armonizo mi cuerpo físico (tierra), mi cuerpo emocional (agua), mi cuerpo mental (aire) y mi cuerpo etéro (fuego). La parte de los elementos hace que mis energías personales se equilibren.
7. Porque cuando lo hago, verdaderamente soy yo mismo. Seamos sinceros, si tu fe no sintoniza con estas prácticas, al final dejas de practicarlas (por mucho que te esfuerces). Pero si esto es lo tuyo y sientes que al hacerlo tu ser se acelera, vibrando en una frecuenta positiva, de luz y de paz, no hay duda, es lo tuyo.
8. Porque cuando recito la Carga de la Diosa (el poema que canaliza a la Diosa), siento el consuelo que la Madre Divina nos da a todas sus criaturas. Verdaderamente es una parte preciosa y cargada de presencia. Es como si Ella te hablara, enseñándote como tienes que vivir. Aunque no te sepas la carga de memoria, puedes leerla. Es tanto una alineación como un poema que te conecta con Ella y sirve para recordar cual es su Ley (el Amor hacia todos los seres).
9. Porque celebrarlos, hace que me mantenga a mí mismo en una línea de actividad espiritual, mental, emocional y física, acorde a una vida Equilibrada. Es verdad. Cuando los celebro recupero lo que tenía olvidado. Recupero el equilibrio y saco brillo a mis sentidos psíquicos.
10. Porque la parte mágica de la ceremonia (el momento en el que puedes pedir, hacer magia o dar las gracias), hace que sea más consciente de mi propia vida, de la de los demás (hacemos peticiones para otros si es necesario) y del mundo en el que vivo.
11. Porque después de celebrarlo, me siento feliz y con la plenitud interior del "deber cumplido". Al terminar la ceremonia siento que he cumplido con mi fe, con mis creencias, con mis sentimientos religiosos. Hacerlo me hace sentir completo.
12. Porque cuando me acuesto después de celebrarlo, mi alma viaja a los Reino Invisibles del Espíritu, donde la Diosa me cura, me bendice, me ama y me ofrece su luz divina. Sí, cuando te vas a dormir, ésa noche puede pasar de todo. Y el poder se extiende hasta los 7 días después. Es decir, que durante los 7 días después de la Luna Llena, puedes recibir visiones, sueños reveladores, creatividad, inspiración, etc.
13. Porque Amo la Luna y esta es mi religión. ¿Hacen falta más razones?. Si amas la Luna y practicas tu religión, no hay duda de porqué celebras los Esbats. Es lo que sientes en tu corazón y lo practicas en coherencia a tu fe.
Si necesitas más explicaciones energéticas pregúntale a tus compañeros religiosos. Pregúntale a un budista, a un cristiano o a un judío porqué de su fe. No hay una razón científica. Sólo sentimientos de conexión y unidad.
Pero lo más importante es: Pregúntate a ti mismo de forma sincera porqué los celebras tú. Seguro que si haces este ejercicio pensarás en tus motivos, acelerarás tu vibración y aumentarás tu consciencia.
Sabio y Bendito Seas 
El Brujo Shiva