sábado, 9 de abril de 2011

Encontrar tu Piedra Personal

Los Wicanos utilizamos casi todo lo que proviene de la Naturaleza para trascender. 

Una de las cosas que más usamos son las piedras y los cristales, pues en ellos está impreso "el Sello de la Divinidad". 

Como forman parte de la Naturaleza están cargadas de la energía divina original, y aportan Luz a nuestro mundo. 

Siguiendo las enseñanzas del Paganismo las usamos para todo tipo de  operaciones mágicas y místicas. Con ellas realizamos meditaciones, rituales, conexiones elementales y todo tipo de trabajos. Las vibraciones que nos ofrecen siempre nos animan a buscar la Luz, y al uso correcto de la Sabiduría. 

¿Alguna vez has meditado con la ayuda de una Piedra....?. Cuando te pones a ello te relajas y tu mente se calma en seguida. Si continúas con la meditación y le añades la intención de trascender espiritualemente pronto se eleva tu conciencia a nivel cósmico. 

El Reino Mineral es un reino precioso que podemos aprovechar para crecer interiormente. Además de proporcionarnos belleza y sencillez, nos brinda energía y fuerza para seguir con nuestra vida. Seamos Paganos, Cristianos o Budistas, en toda línea filosofica espiritual cabe un Reino así. Casi todas las culturas han usado las piedras como "medios para trascender" y yo  me incluyo en su defensa. ¿Por qué no usarlas?.

Ya sé que las piedras son un medio, y tampoco es cuestión de adorarlas, pero como llevan impresas la firma de la Creadora, nos sirven para acercarnos al Espíritu y armonizar la vida. 

Ultimamente estoy trabajando bastante con las Piedras,  y estoy obteniendo unos resultados asombrosos. Por eso quiero hablarte de tu Piedra Personal. No me refiero a la piedra de tu Horóscopo que sirve para armonizarte con las influencias de tu signo, sino de la piedra que te pertenece a ti como buscador único e irrepetible.  

Existe una tradición pagana (y chamanica) que aconseja buscar tu piedra personal. Puede ser una bella piedra comprada en un mercado de minerales, o un simple guijarro cogido en un río.  No tiene que ser excesivamente cara, pero puede serlo si así lo sientes. Para encontrarla tienes que pedirselo al Espíritu, y decirle que estás dispuesto a crecer interiormente. La intencionalidad sincera es lo que "activará" tu Piedra Personal y al hacerlo de corazón, ella llegará a ti. 

Yo aconsejo a cualquier trabajador de las energías que tenga su Piedra Personal. Si tú no la tienes, te animo a que la busques, ya que puede ofrecerte grandes beneficios en tu vida. 

¿Qué es la piedra personal?. Bueno, es la piedra que te representa a ti y a tu Ángel Guardián. Se usa para protegerte personalmente y guiar tu sendero espiriutal hacia la Luz. Es la piedra que te guarda del lado oscuro y te recuerda que tu camino es el de la Luz.

¿Cómo se busca?. Bueno, el momento lo tienes que decicir tú. Teniendo en cuenta que la Piedra Personal te va a representar a ti y a tu Guía Espiritual (o Ángel Guardián), es recomendable que antes de ponerte a buscarla, invoques  al Espíritu para que te guíe. 

Aquí te muestro los pasos que tienes que hacer para encontrarla. 

1. Ponte en un lugar al aire libre y respira profundamente. 
2. Reza la "Oración Universal" en voz alta. 
2. Pídele al Gran Espíritu que te ilumine y que te guíe para encontrar tu piedra personal.
3. Dale las gracias con tus palabras. 

Tu petición ya está hecha. A partir de ahora abre los sentidos y busca. Ve a la tienda de minerales más cercana a tu hogar o búscala directamente en el campo. 

Si no te sientes sintonizado y ninguna te dice nada, no fuerces las cosas, espera. 

Para saber que tu piedra es la tuya, sólo puedes guiarte por la intuición. La clave está en ver que te atrae la piedra y que te sientes vinculado a ella. 

Yo encontré mi piedra personal en una tienda de minerales. Estuve visitándola varias veces hasta que di con ella. Hice la petición al Espíritu y hasta varios días no acudi a la tienda de minerales. Cuando entré vi una punta de cuarzo blanco que cabía en la palma de mi mano y la escogí. Se dice que es la piedra la que te escoge a ti, y la clave para saber si te escoge es que te atraiga muchísimo.

Una vez la tienes en tu poder, debes activarla. ¿Cómo se hace?. Vale, aquí tienes la fórmula; 

1º. Límpiala de energías anteriores.  

Antes de nada sumergela en una disolución de agua con sal durante 24 horas. Pasado el tiempo enjuágala con agua clara y déjala secar al Sol. Cuando la piedra esté caliente (por el sol) ya está cargada. Esto se hace para purificarla de "restos energéticos" no deseados. Ten en cuenta que más gente la ha tocado, con lo cual te interesa limpiarla.  

2º. Conságrala a la Luz del Yo Superior.  

Ya en casa y en tu altar, pon la piedra limpia en el centro del Pentáculo. Si no tienes uno formalo con cintas o algún objeto natural. Coloca en cada punta del Pentáculo 1 vela blanca. A continuación entra en un estado de ánimo relajado y serenate. Enciende las 5 velas con cerillas y reza "La Oración Uniserval" en voz alta. 

Pon las manos sobre tu corazón y reza una oración a tu Guía Espíritual. Por ejemplo; 

Santo Ángel de mi Guarda
Guía Espiritual de mi Alma
Os Saludo en esta hora con Perfecta Paz y con Perfecta Confianza
Otorgadme en este día la Sabiduría
Purificad mi cuerpo y mi alma 
Para ser digno de ejercer el Arte de la Sabiduría
Bajo la Gracia Divina y en Armonía con Todo
Así lo declaro ahora.  

Sienete la presencia de tu Guía Espiritual detrás de tí. 
 Te ofrece Amor, Paz y Luz. 
Cuando te sientas listo coge la Piedra Personal, pégala a tu pecho y afirma;  

Mi Yo Superior y Yo Somos Uno
Mi Yo Superior y Yo Somos Uno
Mi Yo Superior y Yo Somos Uno 

Salve (di tu nombre) que te acercas a la Luz

 Para elevar tu energía y conectarte con tu Yo Superior afirma;  

       Yo Soy la Luz de la Gran Ascensión
         Fluyendo en la Vida con todo lo Bueno
         Con pleno candor hacia el Dios en el Cielo
         Mi canto de elogio a la Diosa le expreso 

         Yo Soy la Luz que me Alumbra en la Sombra
         Quitando las cuerdas que me atan ahora
         Elevando mi Templo Interior hacia el Cielo
         Con Fe y Devoción por siempre me Elevo 

        Salve Yo Soy, en el Dios tan Viviente
         El Señor del Amor es mi Gran Confidente
         Ascendido en el Trono del Sol Reluciente
         Yo Soy el espejo del Dios Renaciente

(Repite este canto 9 veces, para sintonizar tu "Alter Ego")

Respira profundamente y afirma; 

Benditos sean mis Pies que caminan por la Senda de la Luz
Benditas sean mis Rodillas que se inclinan ante el Don Superior
Bendito sea mi falo/vientre que produce el placer del Amor
Bendito sea mi Corazón que ofrece Ternura
Bendita sea mi Boca que pronuncia palabras de Consuelo y Alabanza
Bendita sea mi mente que busca la Luz de la Verdad
Bendita sea mi Alma que comparte la grandeza de los Dioses y los Hombre

Afirma repetidas veces; 

Yo Soy la Luz que Brilla en lo Alto
Morada de Gracia que opera en lo Santo 


Cuando sientas que lo que afirmas es verdad (en esencia así lo es), afirma;

"Gracias Gran Padre-Madre
Que me habéis oído" 

Coloca la Piedra en el centro del Pentáculo y deja que se consuman las velas. 

La luz de las velas y el fuego le ofrecen energía y la activan. Hacen que la piedra se despierte y se "encienda" energéticamente. Déjala hasta que se agoten las velas. 

Una vez consumidas, guarda la piedra entre tus objetos personales. Colócala en tu altar o en tu mesita de noche. Evita que nadie la toque, sólo su dueño debe tocarla. Represena a tu Ángel Guardian, a tu Yo Superior. No es una piedra para hacer hechizos, ni para regalar, ni para cualquier cosa. Es una piedra que te va a proteger de energías negativas, y que te va a guiár en el camino de la Luz.

Yo la tengo en el altar. Si alguna vez tengo que irme de viaje o voy a hacer un ritual en el campo y necesito guía y protección me la llevo. Es una piedra que cada vez que la miro me acuerdo de mi Guía Espiritual. No dejo que nadie la toque y la purifico de vez en cuando. 

Con esta piedra personal puedes hacer muchas cosas, pero recuerda que su principal función consiste en protegerte y guiarte por la Luz. Para mí es algo muy santo. Yo no la utilizaría para cualquier otra cosa. 

¿Vas de viaje a un lugar y tu campana interior te avisa de peligro?. Llévate tu piedra personal. ¿Te sientes solo y necesitas ayuda?. Coge tu piedra personal y solitica ayuda al Universo. El Espíritu te enviará a la persona adecuada o te hará saber lo que necesitas hacer. ¿Te sientes agotado y necesitas apoyo?. Coge tu piedra personal y pontela en el pecho unos minutos. Esto hará que te relajes y que veas las cosas con mayor claridad. 

Tener una piedra personal es estupendo. Es contar con un amigo aliado que te ayuda y apoya. Hace ya varios años que tengo mi piedra personal y la sensación siempre es la misma; AMISTAD, COMPAÑERISMO, LUZ, PROTECCIÓN, APOYO, ESPERANZA, AMOR, HONOR, ETC. 

Los chamanes brasileños dicen que las piedras están vivas y pueden ayudarnos en nuestro viaje espiritual. Es cierto....!. Lo he comprobado muchas veces.  Ya se que no están vivas como un perro o un gato, pero sí en el sentido de que tienen vibraciones. 

Bien utilizadas potencian tu voluntad y te trasportan a dimensiones elevadas. 

Tal vez no sientas gran atracción hacia el mundo de los minerales, pero si descubres lo que se puede hacer con ellas, tal vez las veas como algo más que materia inherte.

A mí me sirve para todo....!, tanto para hacer trabajos como para potenciar ceremonias. A veces las uso para lanzar mensajes al Universo con respuesta. Otras para armonizar los Chakras. En algunas ocasiones las he utilizado para marcar el círculo exterior. Otras para preparar elixires. 

El Reino Mineral es un reino dentro de Gaia. Una de sus partes. Se podría comparar como el Esqueleto de la Diosa. Tienen tanta fuerza...!!!. Todas las civilizaciones han utilizado las piedras (los Egipcios, los Mayas, los Griegos, los Africanos, incluyo la misma Iglesia). De una u otra forma siempre han estado con nosotros, aportandonos su belleza y energía. 

Te gustan las piedras...?. 

Cual te gusta más....?

Has utilizado alguna con éxito....?

Tienes ya tu piedra personal....?

Sabio y Bendito seas.