miércoles, 24 de agosto de 2011

Limpiar un Negocio de Energías Negativas

Si tienes un negocio propio y quieres limpiarlo de malas energías, aquí tienes una fórmula que te ayudará a purificarlo.

Se practica cuando deseamos salvaguardar un local destinado a un proyecto, cuando queremos liberarlo de la energía estancada y cuando las envidias nos afectan.

Normalmente los negocios están expuestos a las miradas y visitas de los demás. El atractivo es lo que hace precisamente que la gente entre a una tienda o se siente en un bar a tomar algo, y esto justamente es lo bueno del negocio. Pero demasiado a menudo se proyectan envidias, frustraciones y malas ondas al local. A veces pasa porque la persona clienta viene a contarnos sus problemas, o porque se desahoga contándoselos a otro cliente que allí se encuentra. 

Por si fuera poco, en esta época de crisis, la competencia es más feroz, y la rivalidad entre los comerciantes es enorme. Por eso quiero compartir contigo esta fórmula, para que purifiques tu negocio (si tienes uno) y lo protejas con la energía de la Luz. 

En sí misma esta fórmula limpia el local de energías negativas, "visitas plomo", envidias, competencias, sentimientos bajos y restos energéticos que vibran sin dirección.

Pero antes de que la pongas en práctica, me gustaría que tuvieras en cuenta algunos puntos importantes, pues son tan esenciales como la propia receta. 

Yo conozco a muchas personas que tienen empresas y negocios propios. Yo mismo soy empresario y he comprobado que si te van bien las cosas, necesitas limpiarte y protegerte de las envidias. No es que sea un asunto de vida o muerte, pero si tienes un negocio que te renta, te aconsejo que lo protejas.

He aquí mis recomendaciones más directas:

1. Evita comentar "lo bien que te va". Si a lo largo de tu vida has trabajado como una mula por lograr tus sueños y ahora lo estás disfrutando, cierra el pico y evita hacer propaganda de tu éxito. A la gente le repatea. Normalmete las personas no vemos el esfuerzo que conlleva triundar, y sí los resultados. Cuando una persona triunfa, la gente de su alrededor la envidia, porque destaca entre un grupo de personas, pero nadie se plantea en preguntarse ¿cuantas horas le habrá dedicado?.La gente sólo ve el "escaparate" de tu vida, y no se fija si estás agotado, si duermes poco o si sufres un estrés flipante. Sólo ve la ropa que llevas, el reloj tan caro que te has comprado o la camisa de Tomy FilHiger que te acabas de poner. Sin querer envidiamos el nivel de vida de las personas, su casa o sus artículos, pero no nos paramos a pensar en lo mucho que les cuestan las cosas. Por eso te aconsejo que evites pronunciarte en cuanto a la buena marcha de tus negocios.

2. Habla lo justo de tu Buena Suerte. Cuando te pregunten; ¿qué tal?, ¿te va bien?. No digas "sí", o "no". Contesta algo así como; "bueno, ahí vamos, intentándolo", "hay que luchar en la vida", etc. Si las personas están viendo que te va bien, y es imposible esconder tu suerte, responde con un silencio. Tal vez desconciertes a la persona, pero es mejor dejar la duda que afirmar lo estupenda que es tu vida. Las envidias están por todas partes. No contestes; "sí, me va muy bien", o "me va mal", cuando la evidencia está latente. Si te va bien y no haces más que quejarte, la gente pensará que eres un usurero. Es mejor que evites estas frases y digas; "todo está flojo", "la crisis no se pasa", "mucho ruido y pocas nueces", etc. La comunicación es fundamental. El asunto está en encontrar el punto en tu palabra, sin quejarse demasiado y sin hacer gala de tu fortuna. Esta ley se rige por la Magia del Silencio, y es una de las más poderosas para protegerse. Yo la he practicado mucho y te la recomiendo encarecidamente.

3.Mantente firme en tu proyecto. He comprobado que las personas que más exito tienen, lo tienen precisamente porque se dedican "las 25 horas del día" a su proyecto. Miran nuevos negocios, regatean con los proveedores, innovan sin parar, refrescan sus ideas buscando nuevas ofertas, etc. Si ya tienes un buen trabajo o un negocio, no creas que la clave está en lograrlo. Está en mantenerlo. Pasa lo mismo que con la agricultura. Tu negocio necesita un mantenimiento para que dé frutos, y no puedes desatenderlo demasiado tiempo. La vida es un proceso de cambio contínuo y nadie puede asegurarte de que todo seguirá igual que ahora. De hecho todo cambia. Por lo tanto reínventate a ti mismo de vez en cuando. Eso es algo que siempre va bien. Añadir ideas originales y novedosas a los negocios o al trabajo puede aportarte beneficios. Sigue siempre en la brecha. 

4. Plantéate la posibilidad de multiplicarte. Si ya tienes una marcha que te va bien, piensa en la idea de multiplicarla. No hace falta que hagas un conjuro medieval para conseguirlo. Sólo necesitas pensar bien lo que haces y buscar ofertas. Tener un negocio próspero está bien. Pero tener varios requiere mayor esfuerzo y dedicación. Si no estás preparado para llevar varios, detente. Tal vez con el tiempo sí que lo estés. En cualquier caso, empieza a plantearte la idea de crecer. Aunque pieses que ya todo está inventado, lo cierto es que en tu vida puede añadir pequeños negocios que te aporten más beneficios. En resumen; no te conformes con menos.

4. Limpia tu Negocio con un toque de Magia Herbal. Esta es la fórmula que te recomiendo; vete al campo y recoge (con permiso de la Diosa) varias ramas de romero. Hiérvelas en abundante agua con 1/2 limón troceado. Cuando haya hervido durante un rato, cuélalo y añade ése agua al cubo de fregar el sueño. Añade 1 chorro de amoníaco o vinagre y remueve bien con el mocho. Friega el suelo del local desde dentro hacia la puerta para expulsar las energías estancadas. Mientras lo haces pídele a la Divinidad que expulse la energía negativa del local. Hazlo con un estado de ánimo positivo, sin enfadarte. Puedes cantar un mantra o una canción popular mientras lo haces, ya que la vibración de la palabra le añade poder. El agua del cubo tírala a la calle o al W.C. Vuelve a llenar el cubo con agua limpia y enjuaga otra vez el mocho. El agua tírala otra vez a la calle. 

5. De vez en cuando reza oraciones en tu negocio para que vaya bien. Si tu negocio no tiene que ver con el Esoterismo, no te pongas a rezar delante de tus clientes. Es más, aunque tenga que ver, no lo hagas. Rezar en un negocio no da buen punto, por lo tanto, hazlo cuando estés a solas. Antes de abrir o cuando vayas a cerrar. Eso sí. Ofrece plegarias para que todo vaya bien. Pídele a la Diosa, al Dios o al Gran Espíritu que bendiga tu negocio con la Blanca Luz del Universo. Puedes encender alguna velita en un rincón seguro, y ofrecerla a la Divinidad para que te ilumine. Parece una tontería, pero aporta paz y bienestar. A mí me encantan las velas, y de vez en cuando enciendo una blanca para que mi camino siempre esté iluminado.

6. Recuerda que tu negocio es tuyo. A veces nos relajamos y pensamos que recibiremos un golpe de suerte en la vida. Vale, a veces oímos que a tal persona le ha tocado la Lotería, pero lo mejor para que tu vida vaya bien es recordar que tú eres el autor de tu obra. Si has hecho un buen trabajo y la gente no lo reconoce, mala suerte, (ufff), pero no te rindas. Sigue intentándolo. Es verdad que la suerte influye mucho, pero también tu intuición de negociante. El mundo de los negocios no es un mundo amable  ni sensible. Es un mundo lleno de atención e interés. Cuanto antes comprendas esto, antes crecerá tu negocio, pues es algo básico. Yo me di cuenta de esto al mes de abrir mi segundo negocio. Comprendí que nadie hace nada en valdes, y que el asunto del dinero tiene sus propias leyes. Puede que te parezca un poco crudo, pero así es el mundo real. 

Nota; podría extablecer un montón de puntos con ideas para que los negocios funcionen, pero aquí nos hemos centrado en la limpieza y protección. Como ves igual te hablo en el Blog de alta espiritualidad que de negocios mundanos, pero es que así es la vida. En este espacio siempre he compartido mis experiencias contigo, tal como las he vivido. Supongo que es válido pensar de otra manera, pero creo la vida se compone de múltiples facetas, y la clave para mantener la Armonía consiste en saber vivir en equilibrio.

Espero que puedan ayudarte estos consejos.

Si tienes alguna fórmula, me encantaría aprenderla.

Sabio y Bendito Seas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada