domingo, 18 de septiembre de 2011

El Collar de la Sacerdotisa

Los Wiccanos tradicionales usamos muchos símbolos para expresar nuestra fe y nuestra magia. 

Simbolos tan antiguos como el Pentagrama, la Cruz Celta, la Triple Diosa o el Cernunnos son muy conocidos por los Wiccas, y cada día son más las tiendas esotéricas que aceptan catálogos enteros dedicados a la joyería mágica.

Pero en este artículo no quiero hablarte de la joyería mágica, sino de otro símbolo poderoso y singular para los Wiccas, ya que para una Sacerdotisa o Sacerdote Wiccano viene a representar su oficio. Me estoy refiriendo al famoso "Collar de la Sacerdotisa" que tantas veces he mostrado en los vídeos del canal.

"El Collar de la Sacerdotisa" es un símbolo poderoso que se utiliza tanto para distinguir el rango consagrado de una Bruja, como para evocar la Protección de los Dioses. Es un distintivo que evoca el poder de las Fuerzas Equilibradas y Armoniosas que se expresan sin cesar en la Naturaleza. Un símbolo que recuerda el poder de aquellas mujeres que vivieron y murieron por causa de la Antigua Libertad, y que regresan de nuevo a nuestro mundo con la misión de Sanar la Tierra y a sus Gentes. 

Hace más de 50 años Gerald Gardner explicó que las Sacerdotisa Paganas llevaban un collar especial para realizar sus labores espiriutales y mágicas, y que representaba tanto al Dios como a la Diosa a la que servían. Así es. Los Wiccanos siempre hemos usado símbolos, colgantes y collares que representan nuestra fe, pues al igual que las demás personas del planeta, a los brujos nos gusta expresar la fe que profesamos. Aunque no hacemos mítins ni llevamos pancartas pidiendo la "conversión a la Madre", lo cierto es que no somos tan distintos de los demás y nos gusta expresar lo que sentimos.

Los brujos nos ponemos símbolos especiales cuando hacemos nuestras ceremonias. Hacer esto nos ayuda a trascender más fácilmente, pues adornarse con un símbolo que consideras sagrado, hace que tu mente se expanda y alcance el Reino del Espíritu. Verdad que tú cuando vas de boda te pones una ropa especial y procuras ir bien arreglado?. Pues los brujos cuando vamos a operar con los  Dioses y su Magia, nos adornamos con símbolos que nos ayudan a conectar.

Es verdad que cuando se tiene mayor experiencia no hace falta nada para "conectar", pues si tu mente está bien concentrada y la emoción es sincera, la energía de la Diosa fluye de forma directa por tu cuerpo. Pero para llegar a este estado y hacer "clic" en la mente de forma automática, hace falta acostumbrarla, y los símbolos físicos nos ayudan a desencadenar estos estados mentales. Por eso precisamente los usamos, porque nos ayudan a trascender más fácilmente.

Yo por ejemplo, cuando me pongo el Collar de la Sacerdotisa es porque voy a hacer alguna devoción, algún trabajo mágico o alguna ceremonia. Como sólo me lo pongo para trabajar el Oficio, he acostumbrado mi mente para que mi alma se abra a la Conciencia del Dios y de la Diosa, y cuando me lo pongo mi mente opera en un estado alterado de conciencia. Estos estados (llamados Alpha, Beta, etc) son los más adecuados para trabajar con las energías, y nos permiten acceder a la Consciencia Cósmica (la consciencia del Espíritu).

Si te das cuenta, esto mismo lo puedes conseguir con cualquier símbolo que a ti te llegue al alma. Y es justo decir que cualquier sígno que te haga sentir esto es válido para ti. Lo que se busca al ponertelo es que tu mente cree un estado de conciencia adecuado para el rito, y como la Wicca busca básicamente la conexión con los Dioses, el collar representa tu comienzo. Es como decirle al Universo; "bueno, ya estoy aquí, vengo a trabajar para la Diosa". De hecho hay personas que cuando se lo ponen rezan una oración, un mantra o dicen unas palabras que potencian la conexión.

Cuando yo me lo pongo digo una oración pidiendo que mi ser se armonice con el Cielo, con la Tierra y con los Sabios. Es una forma de "alinearme" con las energías paganas del Universo, y afirmar que trabajo para ellos. Vamos, algo así como ponerse el uniforme antes de ir a trabajar. 

Yo lo uso muchísimo, y la verdad es que me encanta llevarlo. El poder armonioso que despierta en mi interior cuando me lo pongo, me hace sentir la energía armoniosa del Equilibrio. Como sólo lo llevo para esto, cuando me lo pongo entro en un estado mental mágico de forma automática, y me encanta usarlo, jajaja.

¿Cómo fabricarlo?

En los tiempos antiguos estos collares estaban fabricados con todo tipo de elementos naturales (huesos, bellotas, semillas, etc).  No hace falta ser muy sabio para darse cuenta que lo más fácil para el hombre primitivo era usar semillas y cosas muy sencillas. Con el tiempo se han venido usando cuentas de piedras preciosas y semi-preciosas para darle más poder. Cuentas como el Ambar y Azabache han sido muy usadas en la joyería mágica, pues sus propiedades esotéricas son bien conocidas.

El Ambar es fantástico porque representa al Dios del Sol y el Azabache genial porque representa el Misterio de la Diosa Madre. Ambas piedras están llenas de magia y energía y sirven tanto para protegerse como para aumentar el poder psíquico. En la época de la Wicca clásica, estos collares eran más comunes y alguién debió caer en la cuenta de que combinarlos era ideal para representar la idea de la dualidad.

Normalmente los collares de Sacerdotisa están fabricados con piedras naturales y en tonalidades ambiguas. Teniendo en cuenta que el collar tiene que representar al Dios y a la Diosa, es normal que estén fabricados con dos piedras. En sí mismo tiene que representar la Unidad (un solo collar), creada a partir de dos partes (la dualidad).

El collar representa el Principio de la Polaridad que rige la vida en la Naturaleza, pues como bien saben los Ocultistas el Universo expresa su poder vital a través de la Ley de la Polaridad. La cual manifiesta que todo lo que existe se genera a partir de fuerzas complementarias. Fuerzas que al Unificarse producen la Vida en todas sus manifestaciones. 

Igual que una batería de coche está compuesta de polos positivo y negativo, y ambos son necesarios para producir la electricidad, la Naturaleza funciona a través de dualidades que al complementarse entre sí, producen equilibrio y armonía. 

Si observas cómo funciona la Naturaleza, comprobarás que estas polaridades se manifiestan en todas las cosas existentes; día y noche, mujer y hombre, alto y bajo, luz y sombra, placer y dolor, vida y muerte, sueño y vigilia, sístole y diástole, sol y luna, etc. Gracias a esta dualidad de energías el Universo se expresa como una “maquinaria” perfecta en la que no sobra ni falta nada, ya que cada uno de sus “engranajes” cumple una función determinada.

El Collar de la Sacerdotisa manifiesta esta ley de dualidad y equilibra los polos positivo y negativo de tu Naturaleza, permitiendo que la armonía se mantenga entre las vibraciones personales de tu vida. Por eso debe de estar fabricado con dos piedras. Positivo y negativo no son sinónimos de “bien y mal”, ni deben entenderse como una guerra constante entre energías, sino como las fuerzas necesarias que necesitas para que tu vida esté en perfecto balance y armonía. 

A menudo los Wiccanos fabricamos nuestros propios collares mágicos partiendo de sustancias naturales. Si te das cuenta el mío es de Onix y Howlita blanca, pues son dos piedras que representan igualmente al Dios y a la Diosa. La blanca es para el Dios y aumentar la Espiritualidad. La negra para la Diosa y para otorgar Protección.

Escogí el Onix porque representa la Magia de la Noche, el Poder del Universo, el Vientre Fecundo de la Diosa Madre Tierra, el Poder Interior, Psíquico e Intuitivo de los Sueños, y la presencia del Sagrado Femenino.

La Howlita Blanca porque representa la Magia del Día, el Poder de la Luz, la Espiritualidad, la fuerza masculina del Dios, el Poder Exterior, Activo y Generador de Luz. Igualmente representa la presencia del Dios Padre.

Unidas en un solo collar, estas dos piedras evocan las fuerzas equilibradas de la Vida. El Principio y el Fin del Universo, el Alpha y el Omega, el Padre y Madre. Cada una de estas manifestaciones y energías están expresadas en la Naturaleza, y tu collar evoca el equilibrio que es necesario mantener para trascender hacia la presencia de los Dioses. 

Tú puedes crear tu propio collar partiendo de tus piedras favoritas. Una debe ser para el Dios y otra para la Diosa. El collar puede ser de otras piedras o sustancias (las que tú elijas) pero siempre recordando que debe ser natural y dual. Una vez preparado, debes purificarlo y consagrarlo con un ritual y ofrecérselo a los Dioses. Rogarles que lo bendigan y que le otorguen su poder. La bruja o el brujo que quiera llevar este collar y desee recibir los dones del Espíritu,  deberá llevarlo siendo "digna de su escoba". Para serlo deberá sentir y proyectar Amor hacia la Naturaleza. Respeto hacia la Vida. Honor hacia los Dioses y Admiración hacia el Universo.

Atención; No deberías ponertelo todos los días como si fuera otro colgante más, sino algo especial que usas para tu oficio sabio. El Collar de la Sacerdotisa es un emblema común a las creencias Paganas. Una síntesis de la Sabiduría Antigua que vibra en el corazón de su dueño y que maneja con Amor. Si esta es la primera vez que oyes hablar de él y quieres hacerte uno, recuerda que en él está representado tu Sacerdocio Natural que como Wicca estás autorizado a realizar. No es un simple adorno que llevarás sin más. Es un emblema de tu fe tan verdadera. 

Sabio y Bendito Seas.

El Brujo Shiva