miércoles, 15 de febrero de 2012

El Altar; tu lugar de conexión.

Mi Altar de Trabajo
El Altar es el lugar donde realizas los trabajos que honran, agradecen e invocan a la Divinidad. Es el espacio físico que designas en tu casa para atender las necesidades internas de tu alma. El lugar que te predispone a la conexión.

Si tienes un altar dedicado a tu fe, es porque crees en algo superior. Porque tu fe te lo pide. Por lo tanto el altar también sirve para honrar aquello en lo que crees.

Normalmente la fe necesita atención para mantenerse fresca, y como tu altar es el reflejo de tu fe, cuando atiendes tu altar, avivas el fuego de tu creencia. Piensa en esto.

Esta mañana estaba ordenando la habitación donde tengo mi altar fijo, y pensaba; "es tan importante disponer de un lugar adecuado para mantener la espiritualidad". Lo pensaba porque he visto que tener un lugar donde desarrollar tu fe, hace que la desarrolles mejor. 

Ya sé que la fe no depende del espacio físico que tengas, ni de las herramientas, ni de las imágenes que pongas para representar al Espíritu..., pero es verdad que un buen equipo de símbolos y herramientas, te ayudan a trabajar mejor.  

Si tu fe es fuerte y tu mente lo tiene claro, te puedes concentrar en cualquier parte, y conectar con la Diosa en los lugares más inhóspitos. Pero si tu fe necesita apoyos o simplemente quieres disfrutar de un lugar bien estructurado para desarrollarte, sé consciente de que el espacio sagrado y el altar potencian o menguan tus trabajos. 

Dependiendo de lo que pongas en él y de cómo te hagan sentir, elevarás o bajarás la vibración. Por lo tanto, procura que tus accesorios te lleven al estado transcendental que buscas.

¿Has puesto una imagen de la Diosa que no te dice nada?. Regála a alguién que sí le inspire, le parezca bonita o le llame la atención. Para qué tenerla si no las usas, ni te provoca nada al mirarla?. ¿Te acabas de dar cuenta que la imagen del Dios que usas para representar al Sagrado Masculino no te acaba de llegar?. Haz lo mismo. 

Las imágenes de lo Divino son muy personales, y lo que te guste a ti, tal vez le parezca soso a otra persona. Es normal. Al fin y al cabo la Naturaleza es diversa no...?. Y lo bueno de eso es que podemos escoger.

Hace un par de días un amigo Wiccano me dijo; "siento que no fluyo con mis prácticas wiccanas, todavía no tengo preparado un espacio destinado a mi fe. Sé que cuando tengo el espacio bien preparado fluyo creativamente, hago devociones y me siento conectado, pero cuando no lo tengo bien preparado, me desanimo". 

Es normal, cuando tu altar es un desastre, tu interior es un desastre, pues refleja lo que sientes en tu mente. Y si tu altar es armonioso, tu interior es armonía.  Si no tienes un lugar adecuado para desarrollarte como ser energético puedes sentir mucha frustración.

Y eso es lo que quiero recordarte aquí. De lo mucho que influyen los objetos que tenemos en casa, en nuestro altar o en nuestra vida. Aunque parezca raro, todo lo que tienes en tu casa es un reflejo de ti y te influye. Así pues, procura que todo lo que metes en tu vivienda, refleje positividad. 

Los altares y lugares sagrados tienden a cambiar y a evolucionar al tiempo que lo hace su dueño. Y esto es un sintoma de crecimiento. 

Con el tiempo verás que ciertas cosas han dejado de interesarte, ciertos objetos ya no te dicen nada.., y si esto te pasa, es porque has crecido. No lo veas como un fracaso, sino como un cambio evolutivo en tu vida. Los objetos que yo tenía hace 10 años no son los mismo que los que ahora tengo. Han cambiado, porque yo he cambiado, y mis necesidades eran distintas a las de  ahora. Aunque en esencia cumplan la misma función, resulta normal que esto pase

Esta semana he estado bastante ocupado (¿cuando descansas?).

Me apetecía pintar el despacho y acondicionarlo mejor para desarrollar mi fe. El techo estaba ya oscurecido debido a las velas y el incienso, así que tocaba pintar y darte otro aire a la habitación. Como en este tiempo he añadido a mi vida otra práctica mágica y mística (otra más, sí), el espacio necesitaba reflejar esta necesidad en mi vida. Así pues me puse en marcha.

Como para mí la pintura no tiene secretos, fuí directamente a la tienda de pinturas y compré un color malva. Es el color con el que vibro actualmente, por lo tanto preparé todo lo necesario para cambiar la habitación. Pintar un cuarto para mí es fácil. Al fin y al cabo, tampoco cuesta tanto. Lo único que hace falta es quitar los trastos, precintar los zócalos, tapar aquello que no quieres que se manche y empezar. 

Total que acabo de pintar el cuarto destinado a mi fe. Lo he decorado con otro estilo y estoy encantado con los resultados. Aunque todavía faltan detalles, estoy contento con la obra. Y ése es precisamente el mensaje que quiero transmitirte; si notas que el espacio que tienes para practicar tu fe no te acaba de cuadrar, cámbialo. No tienes que cambiarte de casa para eso, ni gastarte un dineral para dejarlo estupendo. Cambiando el color de la pared y añadiendo algunos detalles sencillos (flores, minerales, plantas, una lámpara, etc), el cambio puede ser divino. 

Los muebles adecuados también influyen en tu práctica. Yo ahora tengo como altar fijo una cómoda con 2 cajones. Sobre ella tengo las imágenes del Dios y de la Diosa, el Pentáculo, los 4 elementos, flores, el aceite santo y algunas piedras. El resto de herramientas las guardo en los cajones. Así si necesito algo las tengo a mano y evito abarrotar el altar. Es verdad que a veces llenamos nuestros altares por motivos mágicos o ceremoniales, pero para hacer las devociones diarias no necesito llenarlo, así pues, la cómoda va genial. 

Resumen; La clave para saber si te funciona tu espacio sagrado es ver cuanto tiempo pasas en ésa habitación..., y cuanto de ese tiempo es espiritualmente productivo. Si descubres que pasas mucho tiempo en tu espacio pero no haces nada, algo va mal. Pero si descubres que te sirve para relajarte, meditar, rezar, contemplar los tesoritos que te conectan con lo Divino y trabajar a favor de la existencia, bravo...!. El espacio sagrado está bien. 

Altar fijo - Lugar de Conexión y Santa Magia
Anoche terminé de limpiar y decorar mi habitación mágica. Ufff...!!!!. Cuando acabé, me apetecía "estrenar el nuevo altar. Encendí las velas, prendí el incienso, apagué la luz eléctrica y el encanto fue inmediato....!!!!. 

-Qué buen rollo me da.....!!!!. 

No pude evitarlo. Al ver el encanto que transmitía el nuevo altar, me arrodillé ante los Padres de la Vida (el Dios y la Diosa) y les di las gracias por todo lo bueno que me han dado en esta encarnación. Coloqué las manos en postura de invocación y recé una plegaria espontánea, tal como dictaba mi corazón. 

-Que sensación tan positiva....!. 

La sensación era de alegría, conexión, paz, felicidad, amor, gratitud, entrega...

Si deseas sentir algo así, lo único que tienes que hacer es ponerte en marcha y trabajar tu fe. Mantenerla viva es cosa tuya y de nadie más. Tuya y de tu predisposición, pues si no te afanas en practicarla, te quedarás sin saber lo que se siente. Puede que me veas a mí o a otros paganos trabajar mucho y digas; "jo, yo también quiero". Si es así ponte en marcha, pues si no lo haces tú, nadie lo hará. 

Eres tú el que tiene que ponerse a trabajar. A veces nos sentimos un poco vagos y necesitamos un empujón para ponernos en marcha. Pero para eso es este artículo, para que te animes y empieces a disfrutar tu fe. 

Un bello altar siempre inspira a trabajar. Cada vez que entres en tu espacio sagrado y veas el altar, deberías sentirte automáticamente conectado con tu fe, con la Diosa, con el Dios y con las bellas energías del Espíritu. Si la habitación te lo permite y puedes extender la decoración a toda la habitación, tanto mejor. Algunos paganos añaden cuadros con imágenes de la Naturaleza, elementos, etc. Como siempre, depende de ti. 

Si me lo permites ahora te pregunto;

¿Cómo lo tienes tú ahora?. 
¿Qué usas para altar?.
¿Quieres hacerle algún cambio?
¿Te sientes inspirado cuando estás ante él?
¿Has entrado alguna vez en la etapa de "no hacer nada"?
¿Cómo te sientes más inspirado, de noche o de día?
¿Te apetece compartir tu altar conmigo?. 

Mándame fotos de él. Me encataría conocerlo. 

E-mail; elbrujoshiva@hotmail.es

Sabio y Bendito Seas.

1 comentario:

  1. bueno mi altar es algo pequeño por cuestión de espacio, esta ubicado en mi cuarto porque en mi casa va mucha gente ajenas a mi confianza y no me gusta que vean mi altar (no por ningún tipo de vergüenza a mi religión ) si no porque siento que irrumpen con mi energía, yo veo el altar como algo personal, privado e intimo, pues ahora un poco apagado y desaliñado como tu dices es un reflejo de mi fe y es cierto, (me pondré a trabajar mas en mi fe), en mi altar tengo la Biblia, una imagen de San Miguel Arcángel y un pequeño candelabro, me gustaría expandirlo mas, a veces cuando no puedo dormir me gusta encender una vela blanca, leer la biblia y meditar un poco, me gustaría hacerle una super renovación y colocar unas protecciones en la entrada de mi cuarto siento que es el lugar donde renuevo fuerzas, mi altar me inspira a meditar mucho, me gusta y me siento mas inspirada en la noche sobre todo cuando hay luna llena. así pues en cuanto pueda te mando unas fotos de como es y luego otra de como quedo con la renovación, haaa y felicidades con tu nuevo altar me gusto muchísimo como quedo. saludos, luz y bendiciones ...

    ResponderEliminar