miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cómo preparar un Sahumerio Limpiador

Los Sahumerios son compuestos naturales con resinas aromáticas y plantas silvestres que al quemarse desprenden perfumes embriagadores. Se utilizan desde tiempos ancestrales para atraer la buena suerte, purificar el hogar, mejorar los negocios, propiciar el amor, ofrecerlo a los Dioses y obtener su protección. El uso de los sahumerios nos resulta familiar a los magos que continuamente los usamos. Aunque parece que ya se haya escrito todo sobre de ellos, lo cierto es que todavía existen datos curiosos y poco conocidos que nos conviene descubrir.
A decir verdad, existe mucha confusión entre un el verdadero sahumerio y un cono o varilla de incienso. Aunque en algunos países se denomina sahumerio a las varillas de incienso, lo cierto es que nada tiene que ver el poder de uno con el otro.

En defensa de las varillas y los conos de incienso he de afirmar que son fantásticos para acompañar las devociones diarias, meditar, practicar yoga o simplemente gozar de su presencia. También son eficaces para las sesiones de Videncia o Tarot, aunque si quieres practicar un hechizo más elaborado o realizar una limpieza profunda, los sahumerios son los mejores. A veces pensamos que encender una varilla de incienso y pasarla por la casa ya es suficiente para despejar el ambiente. Sin embargo la experiencia nos ha demostrado que no es así.

Hablaré como si estuvieras leyendo mi propio Libro de las Sombras y te contaré los pasos que debes seguir para preparar un auténtico sahumerio limpiador.
Nota; si quieres conocer de fondo el arte del sahumerio te recomiendo unos cuantos libros que te hablarán sobre su origen y forma de uso. Los de Scott Cunningham son magníficos pues él los escribió basándose en su experiencia. Sus libros se consideran tesoritos dentro de la comunidad pagana pues su forma de hablar y cercanía lo demuestra. Los libros de Marianne y Patrick Caland también pueden ayudarte a comprender los sahumerios y con ambos puedes comenzar.
Suponiendo que ya conoces cómo funcionan los sahumerios y quieres dar un paso más, aquí te muestro una técnica para que puedas hacer tu Sahumerio Limpiador. Te mostraré dos recetas para que puedas elegir. Pruébalas y experimenta por ti mismo. Yo uso las dos según la necesidad y el momento. Si sólo necesito una limpieza general utilizo el Sahumerio Sencillo.
Pero si el ambiente está más cargado o he recibido alguna visita extraña utilizo el Sahumerio Limpiador Rojo.
El primero sirve para eliminar negatividad, envidias, restos de visitas plomo y espíritus anclados. El segundo hace todo lo anterior y además anula brujerías, hechizos oscuros y maldades. También es efectivo para exorcizar una casa (al estilo Wicca) y destruir los efectos de un maleficio. Escoge el que necesites:
Sahumerio Limpiador Sencillo
1 Parte de Romero
1 Parte de Ruda
1 Parte de Salvia

Sahumerio Limpiador Rojo
3 Partes de Olíbano
2 Partes de Mirra
1 Parte de Benjuí
1 Parte de Romero
1 Parte de Ruda
1 Parte de Clavo de Especie
1 Parte de Salvia
1 Parte de Bayas de Enebro
1 Parte de Sándalo Rojo

Mezclas las hierbas en un mortero. Mientras lo haces sé consciente de que las hierbas tienen virtudes especiales.
Ellas nos ayudan a purificar nuestro hogar y a mejorar nuestras vidas. Algunas brujas hablan con las hierbas mientras trabajan con ellas. Otras rezan o entonan cánticos mientras las mezclan.
Si no sabes qué rezar o cantar aquí te muestro lo que puedes decir;

Oh Plantas Sagradas procedentes de la Tierra
Criaturas Generosas que nos dais la Sanación
Concedednos los Poderes de la Magia Virtuosa
Liberad nuestra Morada con Amor y Bendición.

Repite el cántico las veces que consideres necesario. 
Hazlo pacientemente, con cariño y dedicación.

Cuando la mezcla esté preparada coloca tus manos sobre el mortero y recita una oración que dirija tu petición. 
Si no sabes qué decir, afirma;

Oh Gran Madre que otorgas la Vida
Que Alimentas nuestro mundo y el mundo invisible
Bendice este Sahumerio que presento a tu servicio 
Con la Gracia de tu Santa y poderosa radiación
Haz que sea un instrumento de Pureza y Sanación
Para que restaure la Armonía de la Paz entre los mundos
Sin Daño alguno y por el Bien Común
Que así sea

A continuación traza el Pentagrama sobre la mezcla (en el aire) con tu dedo índice. Si no sabes trazarlo siempre puedes dibujar el símbolo de la cruz de brazos iguales con un círculo alrededor. También es un símbolo de bendición apropiado y sumamente antiguo.
Ahora tu sahumerio está preparado. Es el momento de usarlo.
Ingredientes para el uso;

1 Cazuela de barro pequeña
1 Plato de Madera
1 Carboncillos Litúrgicos
1 Pinzas para Carbón
1 Vaso con Agua 
1 Minerales de Descarga (Turmalina Negra, Piedra Volcánica, Jaspe Rojo, Hematites, etc).

Preparación;
Coloca el Plato de Madera sobre la mesa. Encima de él pon la cazuela de barro. Añade una cucharada sopera de sal esparcida sobre la cazuela. A continuación coloca 1 o 2 carboncillos apagados sobre la sal. Si la casa es muy grande pon dos carboncillos. Si es pequeña usa sólo uno. 
Ahora toma el vaso con agua y échale tres pizcas de sal diciendo;

Yo te Bendigo oh Elemento del Agua
Para que seas Bendita y Santa
En el Nombre de la Diosa, Amén.

Traza el Pentagrama sobre el agua con tu dedo índice (o la cruz de brazos iguales con un círculo). Ahora coloca dentro del agua una rama de romero fresco, ruda, salvia, tomillo o laurel. Si tienes geranio también puedes usarlo, ya que su poder disipa la negatividad.
Coloca al lado de la cazuela uno o dos minerales limpiadores. Su poder representa la Tierra y colaborarán en tu limpieza. Detente un momento y observa lo que has preparado. Tienes un pequeño Altar con los Cuatro Elementos juntos. La Tierra son los minerales, el Agua es el vaso de agua que has bendecido y preparado. El Aire son las hierbas y el humo que saldrá del sahumerio y el Fuego lo tienes en el carbón encendido.
Toma el carbón con las pinzas (para no quemarte) y enciéndelo con la cerilla. Cuando los dos carboncillos estén al rojo vivo añade una cucharada del sahumerio. Coloca tu mano dominante sobre el humo y afirma;
Conjuro del Sahumerio
Yo te Conjuro Elemento del Aire
Aroma Sagrado que estás ante mí
Despeja la duda y toda la sombra
Libera mi ser en el Nombre de la Diosa
Aradia y Sophía, Aradia y María
Diosas Antiguas de Gran Corazón
Verted Bendiciones de Luz poderosa
Pues todos somos hijos de la Eterna Nuestra Diosa

Toma el plato con cuidado y paséate por toda la casa. Recorre todas y cada una de las habitaciones con el sahumerio. Procura que toda la casa se ahúme bien. Cuando hayas hecho el recorrido, deja el plato en una habitación y permite que se consuma del todo.
Nota 1; si la casa es muy grande y necesitas una buena purificación, tendrás que añadir más mezcla del sahumerio al carbón. Cuando el humo deje de salir toma una cucharada de madera y retira las hierbas quemadas. Añade más hierbas y repite el “Conjuro del Sahumerio”.
Cuando el sahumerio haya terminado, abre puertas y ventanas y permite que salga el humo. Ventila bien tu hogar y siéntete feliz ante la limpieza que has realizado.
Nota 2; tal vez pienses que el humo de los sahumerios funciona a modo de fumigador expulsando a los espíritus oscuros de tu hogar. En realidad es al revés. El humo del sahumerio es el conductor del Espíritu y él se encarga de “atrapar” a los espíritus y energías negativas que residen en tu casa.
Funciona a modo de red cazadora, atrapando la negatividad y llevándola directamente al fuego del carbón. Todos los sahumerios (de cualquier tipo) funcionan siempre igual. Si quieres comprobarlo deja que se consuma naturalmente el carboncillo y cuando esté apagado observa qué hay en el carbón. Sobre las hierbas quemadas del sahumerio aparecen las imágenes, rostros y presencias que el sahumerio ha purificado. Si haces las fotos con tu teléfono móvil verás con mayor nitidez lo que el sahumerio ha hecho.
Nota 3; una vez consumido del todo arroja las cenizas (ya frías) a la basura, al río o al campo. El agua vacíala sobre una maceta que tengas en casa. Los minerales retíralos para tu próximo uso.
Recomendación; yo purifico mi hogar con esta ceremonia cada semana. Si necesitas una limpieza profunda puedes repetirla cada día durante 7 días seguidos. Una vez armonizado el ambiente puedes practicarla 1 vez al mes para mantener la buena onda de tu hogar.
Apunte; lo bueno de los sahumerios conjurados es que son efectivos y naturales. Desde que comienzas a preparar las hierbas y conjuras la mezcla te estás conectando con la Divinidad. Según mi experiencia resulta mucho más elevada nuestra Magia si la unimos a la Diosa. Da igual la idea que tengas de cómo es la Gran Madre. Si unificas tu magia a Ella será más segura, positiva y sana.
¿Te atreves a preparar tu Sahumerio Limpiador?
¿Qué ha recogido tu Sahumerio?
¿Te importaría enseñarme el sello del carbón?

Sabio y Bendito Seas
El Brujo Shiva


No hay comentarios:

Publicar un comentario