lunes, 9 de enero de 2017

Cerrando Ciclos Personales (2ª Parte)

La Purificación del Fuego Sagrado

Ahora que ya has escrito la etapa que quieres cerrar y has dado las gracias por ella, es el momento de pasar a la acción. Si el trabajo lo has hecho bien, al escribir tu historia habrás recordado un montón de detalles significativos. Habrás sentido emociones y te sentirás en paz contigo mismo y con las personas vinculantes. Si el ciclo que has terminado fue muy doloroso, todavía resonarán en tu mente los recuerdos. Si así lo sientes puedes leer varias veces al día tu carta, para asegurarte de que tu inconsciente absorbe toda la información. 

Cuando te sientas listo procede al ritual de purificación. 

Para hacerlo vas a necesitar una serie de elementos que te ayudarán a purificar las energías y a cerrar el ciclo. 

Ingredientes necesarios:

1  Velón Blanco de Parafina
1 Cazuela de Barro Grande (de unos 30-40 cm aprox.)
1/2 Kilo de Sal
Aceite de Oliva
Vaso con Agua
Cazuela pequeña para el Sahumerio
Carboncillos Litúrgicos
Mezcla de Hierbas "Cerrando Ciclos"

Si eres un trabajador de las energías conocerás el poder de los cuatro elementos. Si no lo eres pero te has decidido a practicar este ejercicio has de saber que necesitas la presencia de los cuatro elementos para que el trabajo mágico sea equilibrado. Cada elemento se encarga de cumplir una función en el ritual a saber:

La Tierra se encarga de asentar el trabajo, protegerlo y darle estabilidad. 
El Agua absorbe la energía que generas, te ayuda a saber cómo va todo y refresca emociones. 
El Aire se encarga de elevar tu petición, ascender tus ruegos y purificar el ambiente. 
El Fuego se encarga de transformar la energía tóxica, purificarla y llevarla hacia el Espíritu. 

Todos los elementos son importantes y todos deben estar en el ritual. La mezcla de hierbas que debes usar ("Cerrando Ciclos") has de prepararla para que te ayude a cumplir tu propósito. Es una mezcla compuesta de tres hierbas. Cada una de ellas con una virtud que beneficia tu vida. Las más adecuadas para este caso son:

Mirra -  Para purificar las energías tóxicas, pesadas, negativas, insanas. 
Ciprés -  Para cicatrizar las heridas y llevar las energías a su lugar de reposo. 
Olivo - Para eliminar las emociones insanas y recuperar la paz.

Nota: las hierbas escogidas están sumamente estudiadas para este rito. Si analizadas cada una de ellas comprobarás que todas "casan" bien. La Mirra ya la usaban los egipcios para embalsamar y con ella preparaban aceites y lociones. Tiene una virtud desinfectante y limpia la negatividad. El Ciprés es un árbol que otorga paz a las almas y ayuda a calmar los dolores. Energeticamente nos ayuda a cicatrizar las heridas y es por esto que plantamos cipreses en los cementerios. El Olivo por su parte calma el corazón, facilita la digestión de los traumas y otorga paz. Unidas en una misma mezcla estas hierbas trabajan conjuntamente para que tus ciclos se cierren en paz. A esta mezcla la llamamos "Cerrando Ciclos" y es que usarás en el rito. 

Preparación del Ritual:

Toma la cazuela de barro grande y forma con la sal un círculo. Procura que el círculo esté lo más cercano al borde de la cazuela (para que sea amplio). El círculo de sal se encargará de proteger el trabajo. 

Toma la Mirra, el Olivo y el Ciprés y muélelos en el molinillo de café. Necesitas pulverizas las tres hierbas para que queden en forma de polvo. Cuando las tengas molidas mézclalas bien en un recipiente aparte. Has de preparar bastante cantidad de la mezcla, de modo que usa un medidor para que sea a partes iguales de cada una. 

Cuando tengas la mezcla del polvo ponla sobre un papel de cocina y extiéndela. 

Toma ahora el velón y sácalo de su funda. Con un objeto punzante (aguja, tijera, etc)  escribe en el velón tu nombre completo y fecha de nacimiento 3 veces. 

Toma aceite de oliva y unge el velón con él. Hazlo dándole un suave masaje. Mientras lo haces piensa en la paz que estás conjurando. 

Pasa el velón por la mezcla de hierbas que has preparado. Rebózalo bien para que se impregne de ellas. Hazlo rodándolo por las hierbas. No olvides de impregnar también la base del velón y la parte de arriba (donde está la mecha). 

Cuando el velón esté rebozado alzalo con los dedosy ladéalo para que la hierba que no se ha impregnado al velón caiga. Así quitarás el sobrante de hierba. 

Pon el velón con cuidado en el centro del círculo de sal. 

Coloca el vaso con agua al lado izquierdo de la cazuela. 

La cazuela pequeña (para el sahumerio) ponla al lado derecho. 

Toma una pizca de sal y échala al vaso de agua. Esto ayudará a que su función sanadora se potencie. Si tienes una rama de olivo, salvia o romero ponla  dentro del vaso. Servirá para potenciar el efecto sanador del agua. 

Toma otra pizca de sal y échala a la cazuela pequeña. 

Pon un carboncillo litúrgico sobre la sal. 

Ahora que tienes preparados los cuatro elementos, es el momento de comenzar la magia. 

Entra en un estado de ánimo relajado y concéntrate. 

Toma una cerilla de madera y enciéndela diciendo:

Hágase la Luz en este Altar
Que la Luz sea

Prende el velón y afirma: 

La Luz de la Diosa es Activa
La Luz de la Diosa es Vital
La Luz de la Diosa es Eterna

A continuación di tu nombre completo en voz alta 3 veces. 

Respira profundamente y siente la presencia de la  Diosa en ti. Afirma;

Ven a mí oh Gran Madre
Y haz que mi conjuro sea lleno de tu Don
Dale la virtud de los Maestros Veteranos
Dale la grandeza de tu Santa Bendición
Haz que sea justo el resultado de mis obras
Haz que tu presencia tome ahora posesión
Bajo la Gracia Divina y en Armonía con todo
Que así sea

Gracias Gran Madre Eterna
Porque estás aquí, junto a mí

Toma cerillas y enciende el carboncillo litúrgico. Para no quemarte utiliza unas pinzas de cocina. Cuando el carboncillo esté al rojo vivo añade una cucharadita de la mezcla "Cerrando Ciclos". 

Cuando el humo comience a elevarse afirma; 

Eleva mi oración a la Presencia de la Diosa
Purifica mi morada con tu aroma y bendición
Haz que mi palabra sea sabia y virtuosa
Haz que sea digna de invocar su protección

A continuación recita una oración a la Divinidad para que te asista. 
Pon tus manos alrededor del velón y afirma la siguiente oración:

Oh Fuego Sagrado de la Llama Viviente
Dispensa tu Luz en mi Templo por siempre
Satura mi ser con tu gracia clemente
Libera mi cuerpo, mi alma y mi mente

(30 veces)

Repite la oración sintiendo el poder de las palabras. Hazlo siendo consciente de que el fuego purifica tu energía tóxica. 

Es el momento de recitar una oración a la Madre Divina para que tu vibración espiritual se eleve. 

La Oración Diaria del Servidor de la Diosa

Madre Eterna que estás en los Cielos
En la Tierra, en el Mar y en todo el Universo
Siempre alabado sea tu Vientre, lleno de Luz y de todo lo Viviente
Venga a nosotros tu Santa Radiación
Aportándonos la cura del Amor y del Perdón
Nuestra vida sea llena de la luz que precipitas
Elevándo nuestro ser hasta la Gloria de tu Reino
Danos hoy el pan que vivifica nuestro cuerpo
Junto al vino de tu sangre que alimenta nuestro cuerpo
Nuestro yo sea contigo por la gracia de tu verbo
Ahora y en la hora de la Luz
Amén

Nota: repite las oraciones en voz alta y clara. Sé consciente de que a través de la palabra hablada tú estás conjurando la luz y programando el fuego del velón para que cumpla su tarea. 

Traza con tu mando dominante el Pentagrama sobre la llama del velón (sin quemarte). Hazlo con tu dedo índice. Con este gesto sellas la programación del velón. 

A continuación siéntete en paz por hacer entregado tu historia al Fuego Sagrado. 

Has decidido entregárselo en sus manos y esto es un signo de sanación, humildad, amor y evolución. 

Afirma;

Declaro que mi petición se cumple hoy
Declaro que mi petición se cumple siempre
Declaro que mi petición se cumple sólo divinamente
Sin daño alguno y por el bien común
Que así sea

Con estas palabras declaras que tu deseo es positivo para todos. 
A continuación coloca tus manos sobre el velón y afirma; 

Que esta vela arda con Luz sagrada y santa
En el Nombre de la Diosa, amén.

En Paz nos hemos encontrado
En Paz nos despedimos
Y en Paz nos volveremos a encontrar

Hasta nuestro próximo encuentro
Salve y despedida

Inclina la cabeza en actitud de reverencia hacia la Diosa y deja consumir por completo el velón. 

Cuando se haya apagado recoge los restos de cera y tíralos a la basura. 

La sal, ceniza y el agua del vaso tíralos donde corra el agua.a 

Consejo: cuando prendas el velón mantenlo vigilado. No lo cambies de lugar, ya que esto podría interferir en la fuerza de su magia. Actívalo y déjalo hacer su trabajo. Si el velón se consume por completo (sin llorar ni derramar cera) indica que el trabajo ha sido un éxito. Si llora indica obstáculos y tropiezos que necesitas resolver. En cualquier caso, observa qué hace el velón y hazle fotografías ya que en ellos aparecen mensajes y símbolos que conviene conocer. 

Sabio y Bendito Seas
El Brujo Shiva




domingo, 8 de enero de 2017

Cerrando Ciclos Personales (1ª Parte)

La Magia de Samahín 

Nos encontramos próximos al Sabbat de Samahín y con él llega el final de la Rueda del Año. Si eres un Wiccano activo y celebras la Rueda, sabrás de sobra qué significado tiene esta fecha y seguramente ya tienes un método concreto para celeberarlo. Seguramente lo celebras el 31 de Octubre y tu fiesta la centras en los Dioses y en tu homenaje a los Ancestros. 

Si estás empezando y deseas celebrar la fiesta te recomiendo que consultes distintos libros especializados y escojas un ritual que te guste y sintonice contigo. Aunque la forma de celebrar el Sabbat puede variar (según el estilo personal, la necesidad y la corriente que sigas), has de saber que lo más importante para que el ritual te sirva es tu conexión interna. 

Son muchos los estilos rituales y formatos que te puedes encontrar para celebrarlo, pero en este artículo te hablaré sobre el trabajo mágico que puedes hacer en el tiempo de Samahín. 

Quiero hablarte sobre su magia y sobre cómo puedes beneficiarte. Si estudias profundamente los Sabbats de la Rueda comprobarás que Samahín marca el final del año Wiccano. Es el momento de la trascendencia y se dice que en esta fecha el velo que separa las realidades es más fino que nunca. Por eso resulta más fácil acceder al otro plano y trabajar entre los mundos. Cuando digo "entre los mundos" me refiero a los distintos planos de existencia que conforman el Universo y que al mismo tiempo forman parte de nosotros. Los sabios del mundo antiguo y los maestros de todas las culturas siempre han afirmado que existe un más allá. Hoy en día la física cuántica demuestra que los sabios tenía razón. 

Lejos de celebrar la muerte en sí, Samahín celebra el paso entre las vidas. Afirma la vida en el más allá (en los otros planos) y bien entendido representa la trascendencia espiritual. Una de sus enseñanzas es que la muerte es una ilusión. Una ilusión de nuestra consciencia limitada. Con esta idea los Wiccanos celebramos el paso del Dios al más allá, que muere en beneficio de la Naturaleza y renace en Yule (21 de Diciembre). 

En la agricultura celebramos el fin de las cosechas y en los ciclos humanos aprendemos a cerrar etapas. Normalmente pensamos que las 8 Fiestas de la  Rueda son para celebrar las fiestas religiosas marcadas por los pasajes del Dios y de la Diosa, y así es. Pero también debemos aprender a recoger la enseñanza propia del Sabbat y a absorber la energía que la Natura nos presenta en cada momento. Si no lo hacemos, no evolucionaremos como Wicanos ni como personas. 

Si observas la Rueda del Año verás que Samahín se celebra justo en la mitad del Otoño. En esta época las hojas de los árboles comienzan a caer y la Naturaleza entra en reposo. El Sol está en el signo de Escorpio (que es un signo de Agua y de alto psiquismo). Esta expresión de energía ya nos da pistas sobre qué podemos hacer en nuestra vida. 


¿Qué magia podríamos practicar en el tiempo de Samahín?. La trascendencia de los ciclos. 

Así como la Naturaleza suelta lo que ya no sirve (para renacer después con más fuerza) nosotros también debemos seguir su ejemplo y soltar lo que ya no nos sirve en nuestra vida. En esta época toca cicatrizar heridas, sanar los dolores pasados, liberarnos de viejos traumas, perdonar a los que nos hirieron, perdonarnos a nosotros mismos y mover toda esa energía para que se purifique en la consciencia y se dirija hacia la Luz. 

Cómo Cerrar tus Ciclos Personales

Si quieres avanzar en la vida y lograr lo que deseas, has de aprender a cerrar etapas. Cerrar etapas significa liberarte del pasado y aprender a sanar tus heridas. Las etapas que debes cerrar son aquellas que ya no forman parte de tu vida. Aquellas circunstancias, personas, trabajos, experiencias, etc, que formando parte de tu camino pero que ya no sirven. 

De la misma forma que trabajas para abrir caminos, obtener pedidos, lograr un deseo y avanzar en la vida, también has de aprender a cerrar etapas. La mejor forma de hacerlo consiste en despedirse interiormente del ciclo que terminas y elevar la energía mediante el uso del Fuego Sagrado. 

Si observas una parte de tu vida y sientes que te esfuerzas pero no avanzas debes cerrar un ciclo. Hacerlo es como limpiar el armario cuando está lleno de ropa que no usas. Si esa ropa ya no te sirve y la acumulas, llegará un momento en que tu armario estará lleno de prendas inservibles y no dejarán espacio para las nuevas. El armario es tu mente y tu corazón. La ropa son los pensamientos y tus emociones. Por raro que parezca los seres humanos tendemos a acumular, y a veces necesitamos cerrar ciclos para renovarnos. De eso trata la magia de Samahín, de que aprendas a cerrar y a trascender tus ciclos. 

¿Qué ocurre si no cierras etapas?. Bueno, el pasado te persigue. No avanzas. La energía se estanca y tus pensamientos, emociones y recuerdos colapsan tu mente inconsciente que se aferra a un pasado que para ti sigue vivo. Y si esa energía no se sana, se acumula y se cristaliza en tu mente. La consecuencia es que tus proyectos se atoran y tu vida se estanca. Pasan los años y sientes que no avanzas. Por más que te esfuerzas sigues en el mismo punto. Repites y repites ciclos pero no evolucionas. ¿Te resultan familiares estas palabras?. He aquí pues los puntos a tener en cuenta antes de cerrar tus etapas. 


1. Dependiendo de lo afectado que estés, este trabajo te resultará más o menos difícil. Ten en cuenta que para cerrar una etapa has de atreverte a mirarte a ti mismo en el archivo de tu pasado. Has de ser lo suficientemente humilde como para aceptar que cometes errores y lo suficientemente valientes como para aceptarlos y después liberarlos. De nada sirve remover el pasado si no tienes claro que vas a trabajarte a ti mismo. Si al leer mis palabras ya sientes estrés, es la señal de que necesitas practicar este ritual. Sentir emociones profundas forma parte de tu sanación, pero sólo una parte. La liberación vendrá después. 

2. Date permiso para hacer este trabajo y reflexiona sobre la etapa que quieres cerrar. Dedícate tiempo y anota la etapa que más necesitas. Puede ser cualquier cosa; un trabajo que terminó y te dejó en shock, un amor que hace años acabó pero todavía resuena en tu mente, un negocio que cerró mal porque se arruinó y a partir de ahí tu profesión no mejora. La muerte de un ser amado que llegó de repente y no pudiste despedirte, etc. Todo cabe en la vida, de modo que piensa en tu vida y analiza qué etapa no cerraste o qué circunstancias ocurrieron en tu vida rápidamente y sin tiempo a despedirte. Si descubres que son muchas, comienza por la más urgente, por aquella que te sientas preparado a cerrar. Nota; las circunstancias que ahora van mal en tu presente, pueden ser indicación de las etapas que debes cerrar. Por ejemplo, si un negocio va mal, tal vez el anterior no se cerró correctamente. Si el amor no termina de florecer, tal vez necesites despedir una etapa amorosa, etc. 

        Atención: los rituales que exteriorizan el fin de tus ciclos remueven emociones intensas, de modo que practica este ritual cuando te sientas preparado. Si al hacerlo descubres que tu cuerpo siente un gran estrés emocional, piensa que es normal y relájate. Cuando revivimos el pasado tendemos a sentirnos angustiados, con baja autoestima o apenados. Pero cuando tomamos consciencia e integramos la experiencia en nuestra vida, nuestra consciencia se eleva hacia la luz y nos liberamos de ella. 

3. Sé consciente de que todo lo que has vivido hasta ahora te ha servido para llegar hasta aquí. Por raro que parezca, tus caídas, errores, victorias y dolores forman parte de tu aprendizaje. De mdo que acepta todos los hechos ocurridos y déjalos ir. Cuando repases tu historia tal vez te sientas mal al recordar tu propia actividad, pero recuerda que es pasado. El pasado, pasado es. Sólo existe en tu mente y en las emociones que le entregas, por lo tanto no permitas que tus recuerdos te estanquen. El presente no tiene porqué ser igual que el futuro. Las personas cambiamos, evolucionamos, aprendemos de los errores y el tiempo que tenemos por delante es la oportunidad que nos ofrece la vida para el desarrollo. Lo que sucedió ayer no tiene que ocurrir mañana.

4. Agradece tu experiencia. Si aprendes a ver cada experiencia de tu historia como capítulos que la vida te ha regalado, será más fácil cerrar etapas. Aunque hoy pienses de forma distinta y sientas que ahora actuarías de otra manera, reconoce que de no haberlo vivido no habrías aprendido. Esta actitud, te ayudará a ver lo bueno de cada etapa y mejorará la sanación de tus ciclos. 

5. No te aferres al sufrimiento. El cerebro humano tiene la costumbre de aferrarse al dolor pasado como mecanismo de supervivencia. Nos hace recordar una y otra vez las situaciones desafortunadas, pero no dejes que tu cerebro te engañe. Lo que fue mal una vez, puede ir bien mañana, de modo que apuesta por un futuro sano y brillante. Cuando escribas tu historia recordarás lo mal que lo pasaste, pero no te quedes en el dolor. Sigue adelante. Ahora tienes más experiencia a tus espaldas y puedes cambiar las cosas. 

6.Vibra en la emoción de la Paz. Si vas a hacer este trabajo hazlo en un estado de calma. Procura sentir felicidad hacia todo lo que ha formado parte de tu vida. Cerrar un ciclo y trascenderlo no se puede hacer si todavía sientes odio, rabia, frustración o temor. Comprendo que algunos casos resultarán más difíciles de aceptar ,pero si quieres avanzar concedete el permiso para hacerlo. Cada caso es único y personal, y tu ciclo debes despedirlo en un estado de equilibrio. Si no puedes sentirte en paz al repasar tu historia, no estás listo para cerrar el ciclo. Espera un tiempo, hasta que estés preparado. Cuando está bien cerrado un ciclo, sientes calma, paz, perdón y liberación. Deja de hacerte daño y tú ya no sientes nada. Sientes que ya no forma parte de ti y recordarlo no produce emoción alguna. Cuando lo haces y te sientes así..., has trascendido el ciclo. 

7. Escribe tu Historia y anota las experiencias que aun recuerdas y que sigues "rumiando" en tu mente. Toma papel y lápiz (o tu ordenador) y escribe el ciclo que quieres cerrar. Hazlo desde la paz, vaciando tus cargas emocionales y plasmándolas en la hoja. Recuerda que tu carca es para volcar tus sentimientos, no para juzgarlos. Haz memoria y escribe tu historia. 

Ejemplo; Mi despedida de mi trabajo anterior. 

Nombre de la Empresa, Jefes, Compañeros, etc. 

Querida Empresa..., Querido Jefe..., etc. 

Os Amo, os bendigo y os doy las gracias por formar parte de mi vida. .
Os pido perdón si os he dañado. 
Pido que me perdonéis. 
Bendigo vuestra presencia en mi vida
Benditos seamos. 
Luz y Paz para todos. 

Termina escribiendo tu nombre. Guarda la hoja de tu escrito en un lugar personal. Nadie más que tú debe leerla. Para tomar consciencia leéla en voz alta y explica la historia (sin que nadie te oiga). Hazlo varias veces, durante varios días. Cuando sientas que ya estás listo pasa a la siguiente parte. 

Ejemplos de personas que necesitan cerrar etapas:

-Me fui de mi casa porque quería vivir mi propia vida. Fue muy rápido. Me casé y formé mi familia con 19 años. Me llevo bien con mi familia pero ahora que recuerdo, veo que no cerré mi etapa de adolescente. Al casarme me mudé y centré mi atención en mi esposo y trabajo. Deje de relacionarme con mis amistades y cambié de vida. ¿Qué debo hacer?.

Cerrar aquella etapa. Usa el ritual para cerrar la etapa de aquella época. Agradece a tus padres su compañía, educación y apoyo. Sana las heridas, perdónales los fallos, perdonate a ti misma si te sientes mal. Lleva toda esa energía al Amor Universal y quedará cerrada esa etapa. Si la etapa no se cierra en el amor, no está cerrada. Y si no está cerrada, se vuelve a repetir. Para cerrarla correctamente debes aceptarla en tu interior, integrarla y elevarla. Hazlo desde la paz, con amor y gratitud. Una etapa cerrada correctamente abre otra con éxito. 

-Tuve un negocio durante años. Mientras tenía mi negocio en marcha surgió otro mucho mejor y decidí cambiarlo. Fue rápido y siento que no me despedí de aquella etapa. Actualmente mi negocio no funciona bien. ¿Debo cerrar mi etapa del anterior negocio?. ¿Me ayudará a que el actual mejore?. 

Sin duda alguna. Los negocios mal cerrados generan Karma. Pon en marcha el ejercicio y cierra la etapa de tu primer negocio. Agradece aquella experiencia. Sana las heridas, perdonate los fallos y errores que cometiste. Perdonate a ti misma si te sientes mal. Lelva toda esa energía hacia la Abundancia Universal y quedará cerrada esa etapa. Si la etapa no la cierras en paz, no estará cerrada...., y si no se cierra bien..., volverás a repetir el ciclo (sufriendo ruina). 

Terminé mi relación con mi ex porque me enamoré de otro hombre. No le di muchas explicaciones. Sencillamente le dije que nuestra relación se acabó. Ahora estoy con otro hombre. Llevamos una relación de 6 años y siento que la relación no es estable. Él dice que quiere terminar la relación. Le pregunto el motivo y no me da ninguna explicación. ¿Qué debo hacer?. 

Cerrar la etapa de tu amor anterior. Usa el ritual para cerrar aquel amor. Si no lo cierras tu mente buscará referencias en el pasado de tu historia y querrás volver con él. Cierra aquella etapa, agradecela y aprende de la lección. Perdonate a ti misma por los fallos y errores que cometiste. Date cuenta de que lo que tú hiciste ahora te lo presenta la vida. Los amores mal acabado generan Karma, trayendo amores que se irán o no florecerán. Cierra la etapa y tendrás más posibilidades de sanar tu actual relación.....

Continuará.....

Sabio y Bendito Seas
El Brujo Shiva