domingo, 9 de septiembre de 2018

LA PIEDRA SAGRADA (Despierta tu Consciencia)

Ella está "muy preocupada": su jefe le exige "muchísimo", y es "absolutamente vital" que él delegue responsabilidades; al final esa situación es "terrible", y es "terrible también eso de la escuela de los hijos, que ella tiene que elegir, lo que la deja "agotada", y está el tema "de las gripes constantes" de su madre, una cosa "tremenda", que le toma un tiempo "enorme". En fin, ella quiere "una piedra que ayude" a resolver tantos "problemas".
-Querida amiga, te enseñaré una meditación que podrá ayudar mucho: escoge una piedra grande y pesada, llévala al mar y dale un baño, sobre todo en invierno, en una playa con olas fuertes, si no, no sirve. Después, escoge una montaña bien inclinada y lleva la piedra hasta lo alto, andando. Allá arriba, di OM tres veces y después vuelve con la piedra a casa. Después de haber hecho todo eso, sientánte tranquilamente con la piedra en las manos y di OM de nuevo tres veces. Visualizala con mucha luz. Entonces, tranquilamente, levanta la piedra hasta la altura de tu Tercer Ojo y di OM. Levántala aún más alto, hasta la altura del Septimo Chacra, mantenla así a unos veinte centímetros sobre tu cabeza. En ese momento sagrado di OM de nuevo y entonces.., suelta la piedra...!.
Con toda seguridad vas a romperte la cabeza, pero si sobrevives tal vez la tengas más "abierta" y te des cuenta de algunas cosas realmente importantes. Cuando te lleven al hospital y te recuperes (si te recuperas) pasea un poco por ahí. Ve a la sala de los enfermos terminales y observa la muerte. Visita también a los niños enfermos y entonces aprenderás mucho sobre ti misma y tu propia vida. Cuando salgas del hospital entra en algún tipo de trabajo voluntario, de defensa de la naturaleza o de los animales y dina sangre o ve a jugar a los orfanatos y a visitar a los ancianos en los asilos. Si logras ver la realidad aquella piedra habrá abierto realmente tu cabeza. Porque a veces necesitamos visitar una prisión, un orfanato, un asilo o un hospital para ver nuestros problemas en las dimensiones que realmente tienen. Es mejor entrar voluntariamente en esos lugares, si no abrimos la cabeza a tiempo puede que la vida nos obligue a hacerlo.
MORALEJA: valora lo que tienes, valora tu salud, tu familia, tu hogar, tu trabajo, tu pareja, tus hijos. Si no lo haces tal vez la vida te lo quite para que aprendas la lección. Si no valoras las cosas puedes perderlas. Y tal vez no las recuperes nunca. Si aprendes esto y lo aplicas en tu vida, la piedra habrá bendecido tu Consciencia.
CONSEJO: Toma una piedra humilde y rodada de un río y ponla donde la veas cada día. Escribe en ella la palabra "GRACIAS". Ponla en tu mesita de noche para recordar esta enseñanza. Cada noche cuando te vayas a dormir da la gracias a la Vida por todo lo bueno que has recibido. Esto te ayudará a recordar la importancia de las cosas verdaderamente bellas. Feliz domingo para ti.
**FUENTE**: "Cartas a Dios para ayudarte a ti mismo"- Francisco R. Bostrom