viernes, 11 de octubre de 2019

Transformación Interior y Exterior

El arte de la magia es el arte de la auto-transformación. Cuando aprendes la magia y te formas en ella, comprendes que todo el entrenamiento recibido tiene un objetivo directo: transformarte a ti mismo.

Sólo cuando comprendes esto, estás capacitado para cambiar tu vida. Sólo cuando te iluminas te das cuenta del poder que tienes. Tomar consciencia de este poder es tu primer acto mágico. El segundo acto es decidir qué hacer con él.

La mejor magia de todas es ésa que te permite conocerte a ti mismo, ésa que te ayuda a iluminar tus miedos y a superar tus limitaciones. Ésa que te ayuda a conquistar tus barreras y alcanzar la victoria. Esto se logra con el estudio, la formación y práctica constante.

Cuando llamas a la puerta de un mago, puedes pedirle que te enseñe su arte, pero una vez lo aprendes eres tú quien decide. Eres tú el que tiene el poder de actuar o dejarte llevar. Eres tú el que tiene la varita mágica de la voluntad. No esperes que sea otro el que tome el timón de tu barco. Un maestro te enseña, pero no vive por ti.

Ser mago es tomar el control, ser valiente para hacerlo. No es una "profesión" fácil si estás acostumbrado a que sea otro el que decida. La magia es el manejo de tus energías para construir el destino que quieres. En tu vida diaria vivirás acontecimientos que no resonarán con tu forma de pensar, pero tú puedes elegir.

Si eres lo suficientemente fuerte como para saber qué es lo mejor para ti y crees en tus sueños, los cumplirás. Todos los ejercicios mágicos nos ayudan a crecer. Todos sirven como entrenamiento personal. El trabajo es doble: interior y exterior. Interior para despertar tu consciencia y usar tu poder mental y exterior para armonizarte con lo que te rodea. Esta dualidad de energías (dentro y fuera) construye tu formación completa y cuando la integras en ti estás preparado.

Sabio y Bendito Seas
El Brujo Shiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario