lunes, 16 de mayo de 2011

Crear un Espacio Sagrado

Casi todos los Wiccanos tenemos un espacio sagrado en nuestra casa. Un lugar destinado a nuestra fe. 

Es el lugar donde practicamos las devociones y los ritos de la Wicca, el espacio donde ubicamos el altar que dedicamos para adorar y trabajar con la Divinidad.

En la Wicca se considera que el espacio sagrado es un  elemento adecuado para desarrollar nuestra religión, pues además de servirnos para instalar nuestro altar y guardar las herramientas, nos sirve para meditar y practicar la Magia. 

Según las enseñanzas básica no es obligatorio tenerlo, pero se recomienda como algo práctico. 


Hace poco hablamos en este blog del Espacio Sagrado natural, y comentamos que la Naturaleza era el Templo de los Dioses. Así es. Cuando sentimos gran necesidad de conectarnos a la Vida, los Paganos vamos a la Naturaleza, pero en día a día lo hacemos en casa. 

La razón de esto es bien sencilla; llevamos una vida ajetreada, no todos vivimos en el campo, y a veces no tenemos tiempo para hacerlo.  Como nuestro espíritu pide igualmente una conexión espiritual diaria, lo atendemos a través de la practica diaria, y esto se hace en casa. 

La mejor forma de mantener la fe es practicarla regularmente, en un lugar destinado a ello, por lo tanto, si no puedes acudir a la Natura todos los días, acudes a tu espacio sagrado.

A menudo voy a la Naturaleza a sentir el Poder del Espíritu. Pero entre semana no puedo acudir. Como de lunes a viernes también siento la necesidad espiritual de conectarme con el Dios y la Diosa, hago mis devociones en casa. Para eso mismo sirve el espacio sagrado, para mantenerte conectado al Todo.

El espacio sagrado de casa y el altar sirven como puntos de encuentro con la Divinidad. Además de ser lugares físicos destinados a la devoción, también nos ayudan a recordar nuestra fe. Nos recuerdan que la Diosa está en todo y que la Naturaleza viva nos rodea.

Normalmente los Wiccanos mantenemos un espacio sagrado y un altar para dedicarlo  a la Divinidad. En él expresamos nuestras creencias, realizamos ceremonias y rezamos. Aunque es verdad que en cualquier lugar se puede hacer esto, resulta más armonioso hacerlo en un espacio destinado a ello, pues las energías mentales se concentran mejor y el espíritu trascende con más facilidad. 

Si quieres honrar tu fe y desarrollarte realmente en ella,  te recomiendo que tengas un espacio sagrado. ¿Pero qué es en realidad eso?. Bueno, como su propio nombre indica el espacio sagrado es un lugar que  tú dedicas a lo sagrado

El primer paso para construirlo consiste es escuchar a tu alma y ver qué te pide. Normalmente los Wiccanos sentimos necesidad de conectar con el Dios y la Diosa y nuestros espacios son un reflejo de nuestras creencias. Construir tu espacio es fácil. No hay normas extrictas al respecto. La clave está en que tú te sientas bien en él, y que cuando te encuentres rezando o haciendo Magia te sientas armonioso, espiritual, sereno, tolerante, etc.

Cada vez que entres en tu espacio sagrado, deberías sentirte muy bien, relajado y cargado de energía al mismo tiempo. Cuando salgas de él, deberías sentirte en paz con tus creencias religiosas, y animado para continuar con tu vida diaria. 

Si vas a dedicar una habitación para desarrolar tu fe, has de saber que todo depende de ti, de tu fe, de tus necesidades y del presupuesto que tengas. Es bueno saber que no por gastar más dinero vas a trascender mejor, pues la espiritualidad no tiene nada que ver con el dinero. 

A veces he creado un espacio sagrado en un rincón de la casa con cuatro cosas y he sentido gran conexión divina. Otras he preparado habitaciones enteras al caso y también he sentido lo mismo. Con esto te quiero decir que la inversión que hagas en tu espacio no va a determinar tu avance. Es tu interior el que tiene que hacerlo.

A menudo veo a las personas muy interesadas en crear un Templo en sus propias casas, pero muchas se sienten frustradas al ver que no pueden comprar los instrumentos que desean. 

¿Quién dijo que para ser un buen Wiccano hacía falta gastarse medio jornal en preparar el Templo?. Que yo sepa nadie dijo (ni escribió) que para conectar con la Diosa hacía falta eso.  Lo único que hace falta para mantener una buena conexión es predisposición interior, fe y devoción. El resto no tiene tanta importancia. Fantástico si puedes construirte un altar con maderas salomónicas, marmoles de Italia o telas joyantes, pero si no lo tienes no sufras por eso. Lo que más le importa a la Diosa es tu fe y tu amor. 

Tener un espacio sagrado le sienta bien a cualquier  religioso. Es un paso lógico cuando tienes clara tu fe, pues cuando sientes algo de verdad, deseas expresarlo de alguna manera, y el espacio sagrado te permite hacerlo.

Lo más importante del espacio sagrado es que te sientas bien en él. Si tienes la suerte de poder trascender en cualquier sitio, entonces eres más libre para crearlo como tú quieras. ¿Dedicarás una habitación entera a tu religión?, o ¿por el contrario será un espacio reducido de tu casa?. Las dos opciones son igual de válidas, pues lo válido es que te sirva de inspiración.

Tengo una amiga bruja que desarrolla su fe en un pequeño rincón de la casa. En él tiene su altar y las demás herramientas las guarda en armarios. Cuando necesita hacer algo lo prepara, y luego lo guarda en su sitio. Funciona muy bien así, y con esto se apaña. 

Tengo otra amiga que toda su casa es un espacio sagrado. Cuando entras en ella, notas enseguida que la persona es Wiccana, pues toda su casa habla de Magia y Paganismo. En ella hay hadas, duendes, escobas, estandartes, minerales, plantas, túnicas, fotos inspiradoras, etc.

Si entras en mi casa no descubrirás la casa de un brujo, porque en la primera planta no hay nada extraño. Algún Buda y alguna geoda de Amatista a la vista, pero nada escandaloso. Cuando vienen las visitas "no mágicas" se sorprenden al ver que mi casa es "normal". Sólo cuando entran en mi consulta y en mi Templo ven que "aquí vive un brujo".  La razón de esto es porque comparto la casa con más personas, y considero irrespetuoso invadir toda la casa con mi fe.

Si eres Wiccano activo seguro que ya tienes un espacio sagrado. Probablemente lo has preparado convenientemente y lo has decorado a tu gusto. En él tendrás tu altar y las herramientas que necesitas para desarrollarte, y posiblemente hayas celebrado más de un rito. Pero si estás empezando y quieres crearlo, aquí te muestro las pautas que puedes seguir.

Datos para Crear tu Espacio Sagrado 

El espacio sagrado y el altar conforman dos puntos practicos en esta religión. Teniendo en cuenta que los Wiccanos somos Sacerdotes y Brujos al mismo tiempo, es normal que nuestro espacio tenga un altar donde servir a los Antiguos Dioses, y un lugar práctico para realizar nuestra Magia.  El orden es en ese punto; 1º servir a los Dioses y 2º hacer Magia (si se necesita).

Crear un espacio sagrado y un altar es fácil. La vida moderna te ofrece muchas posibilidades para poder "insertar" tu fe en casa. Basta son ser ingenioso y práctico.

Primero busca el lugar de la casa. Puede ser una habitación entera o sólo una parte de ella. Si vives con tus padres y no tienes mucho espacio, no desesperes. Puedes construir un bellísiimo espacio en tu escritorio, encima de una estantería o en un rincón del cuarto. Si estás muy limitado por tus familiares, siempre puedes crear un espacio sagrado sin que lo parezca. Puedes poner objetos naturales y tu gente pensará que te ha dado un "venazo" ecológico. 

Altar sencillo / sin que lo parezca
Ves la imagen de la pantalla: es un altar creado en un espacio sencillo. No parece un altar, y sin embargo lo es. Lo creé pensando en las personas que no podían manifestar su fe abiertamente. A mí me funciona bien, porque si tú te sientes bien, tu mente funciona con cualquier elemento natural. 

Si buscas en Internet verás altares chulísimos creados por Brujos Wiccas. Seguro que las imagenes te inspiran y te dan ideas para hacer el tuyo, pero antes de que te pongas a ello, sería bueno que te pararas a pensar; 

¿Porqué quiero tener un altar?
¿Qué sentimiento me lleva a crear uno? 
¿Tengo esa necesidad interna? 
¿A quién quiero honrar? 

Sabemos que un Altar es un lugar que dedicas a la Divinidad, y en él haces devociones, rezos, plegarias, ritos, etc. ¿Lo usarás para esto?. No crees un altar sólo porque tu amiga tiene uno y tú quieres tenerlo también. Créalo porque tu fe lo pida, porque quieras honrar a la Divinidad, y estés dispuesto a conectar/trabajar con ella.

Si crees en la Diosa Madre y en el Dios Padre,  y la idea de levantar un altar en su honor te empuja por dentro, entonces vas bien. Tu fe te pide un altar, y eso es un buen síntoma. Pero si lo creas y no te sientes cómodo porque sientes que estás haciendo algo malo o pecado, necesitas aclararte para ver en qué crees.

Te aconsejo que en tu espacio sagrado coloques sólo aquellos elementos decorativos que te hagan sentir bien. No hace falta llenarlo de símbolos o cosas raras. Tampoco hace falta darle un aire teatral. Intenta poner aquello que tenga sentido para ti, no para los demás. Si sientes gran atracción por la cultura celta, siempre puedes poner un poster o algun cuadro que evoque su presencia. Si te gusta la Magia germánica y sientes feeling hacia ella, puedes hacer lo mismo. ¿Te atrae muchísimo la Luna y trabajas mucho con ella?. Pinta un cuadro o mándalo imprimir y cuélgalo en la pared. Cada vez que lo veas te acordarás de ella, y evocarás tu fe. 

Un elemento fantástico que te hará conectar mucho con la Naturaleza son las plantas. Puedes ponerlas en estanterías, en soportes o colgarlas del techo. Si el lugar tiene luz natural puedes poner macetas a modo de amigas bienhechoras. A mí me encantan los helechos y las gardenias, pero cualquier planta le irá bien al Templo. 

(Tendrás que saber cuidarlas si quieres que te vivan. Si no estás acostumbrado a cuidarlas, pregunta a tu jardinero favorito y déjate aconsejar. Con el tiempo se aprende a cuidarlas).

En tu espacio puedes poner de todo. La clave está en que sea armonioso. 

Elementos del Altar 

Imagen de la Diosa
Los altares paganos hacen honor a la esencia vital de la Naturaleza y del Universo. Teniendo en cuenta esto, en él puedes poner símbolos u objetos que representen esta idea. En cualquier altar Wicca debería haber una representación del Dios, de la Diosa y del Gran Espíritu. Puedes tener preferencia por uno de ellos, pero los tres deberían estar representados de alguna manera. (He dicho "deberían", uyyy, perdón....!, tendría que haber dicho; "es conveniente para esta fe").

La mayoría de los gentiles tenemos en nuestros altares objetos que representan al Dios y a la Diosa. Pueden ser imágenes, figuras, cuadros, piedras o símbolos. No importa. Lo importante es que tú te sientas bien ante ellos y ellos te conecten con la Deidad. 

Aunque no es obligatorio, las imágenes cumplen una función muy práctica, pues te ayudan a centrar tu atención. Cuando las miras sabes que estás rezando a la Deidad y cuanto más rezas más se cargan de energía. Si no te gustan las imágenes porque te da cosa, no las pongas, siempre puedes poner cositas de la Naturaleza que te recuerden lo trascendental.

Imagen del Dios
Vale, ya tienes el primer punto de tu altar; la Divinidad. Si tienes dudas sobre lo que estás honrando, lee otra vez la sección del Dios, la Diosa y el Gran Espíritu. Observa si interiormente estás de acuerdo con esta creencia, pues tu altar acabado debería representar tu fe y aquello en lo que crees. 

Además de ser bonitos, los altares dicen cómo es la persona que los creó. Si ves mi altar en seguida deducirás que soy Wiccano. Si ves el altar de mi amigo cristiano sabrás que él es cristiano. Lo mismo pasará con el altar de un budista, hebreo, etc. 

Bueno. Ya tienes el altar y la representación de las Deidades. ¿Qué más tienes que poner en él?. Mmmmmmm........, siguiendo con la enseñanza mística de la Wicca, yo pondría 2 velas dedicadas a las Deidades. Una a cada lado. Son las velas principales del altar, ya que representan la Luz original de la Deidad. La vela de la derecha para el Dios y la de la izquierda para la Diosa. En su conjunto simbolizan los pilares que sujetan el Universo. Son las primeras en encenderse y las últimas en apagarse cuando se hace un rezo o un rito.

En el centro de la mesa coloca el Pentáculo. Puede ser comprado, dibujado por ti mismo o hecho por un artesano. Tiene que estar en el centro o en un lugar destacado, porque es el símbolo de nuestra fe. Sobre él puedes poner velas, flores, piedras, etc.

Alrededor del Pentáculo coloca los 4 Elementos. Puedes ponerlos directamente o en símbolos, como quieras. A mí me gusta tenerlos físicamente, pues es más directo y natural.

1 Copa o recipiente con agua para el AGUA.
1 Plato con tierra o sal, para la TIERRA.
1 Incensario con incienso, para el AIRE.
1 Vela roja para el FUEGO.

Así tienes los 4 elementos básicos de la Naturaleza. Distribúyelos como tú lo sientas. Si no sabes cómo distribuirlos, te diré que yo los pongo así; 

Sobre el Pentáculo la vela del fuego. A su derecha el incensario. A su izquierda el agua. Y debajo la Tierra. El orden está establecido por simple observación simbólica; la Tierra debajo porque es el elemento más denso y material. A la derecha el aire porque es un elemento masculino. A la izquierda el agua porque es femenino. Encima del Pentáculo el fuego porque es el elemento más cercano a lo Divino y vale como ofrenda. 

(Si miras en la sección "Vídeos" verás la distribución de mi altar). 

Lo básico para practicar esta fe ya lo tienes. Ahora añade algún elemento natural que te recuerde a la Naturaleza. Eso ya es a tu gusto, según lo que sientas y dependiendo del momento. Yo ahora mismo tengo lirios recogidos del campo (con permiso de la Diosa) y puestos como ofrenda. Otras veces he puesto hojas de roble para el Dios. También puedes poner frutas como ofrendas y dejarlas hasta que se marchiten o se sequen. En cualquier caso, lo que pongas tiene que tener sentido para ti.

Nota; el mantenimiento de tu altar hace que te acerques más a los Dioses y fomenta la creatividad espiritual. Además de servirte como expresión de fe y centro de poder, te ayuda a elevarte interiormente. Los altares Wiccas tienden a cambiar mucho porque nuestra fe está viva y en continuo movimiento. No te sientas mal por eso. La vida es vibración, y todo lo que crece cambia.

¿Has creado ya tu altar?.
¿Qué cosas tienes en él para representar a la Divinidad?.
¿Haces alguna devoción en él?. 

Sabio y Bendito seas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario