El Espíritu

El Espíritu es el Misterio más grande de la Antigua Religión.

Conocido también como "El Gran Espíritu", "El Quinto Elemento", "Akasha", "Éter" o "Quinta Esencia", se considera la Presencia Divina más pura, elevada y suprema.

Entenderlo no es "fácil" para la mente humana, pues su presencia va mucho más allá de nuestra comprensión.

A la hora de calificarlo podemos decir que es la energía que permite la vida en todo ser. La fuente que da forma a  la energía y la materia e inunda toda la existencia. Físicamente podría compararse con los átomos, los cuarts, las moleculas sub-atómicas y el espacio cuántico.

Dentro de las creencias Paganas viene a representar la Red de Energía que nos conecta a todos los seres vivos, pues según nuestra creencia, tanto los seres animados como los inanimados estamos conectados mediante una energía que está más allá de la materia. A esta energía la llamamos Espíritu porque es una energía inmaterial. No es visible para el ojo humano y se necesita agudizar la consciencia y la visión psíquica para "percibir" su presencia. Sin embargo está ahí, entre nosotros, con nosotros, dentro y fuera de todo lo que existe.

El Espíritu es lo que permite que tú tengas vida y puedas leer este artículo. Es la energía que hace latir tu corazón sin pararse. Es la chispa de la vida que permite a las plantas vivir, la fuerza que nos anima cada día y  permite que la Naturaleza evolucione. 

Para los seguidores de la Antigua Religión, el Gran Espíritu es un ser viviente y omnipresente. Se encuentra en todo lo que existe, en todas las dimensiones (físicas, mentales, espirituales, astrales, etc) y en toda la creación. Podríamos decir de su misterio que es la energía que todo lo contiene, mantiene, aviva y bendice. 

No tiene nombre como el Dios o la Diosa, porque es único.

No tiene sexo ni polaridad porque su energía lo abarca todo.

Tanto el Dios como la Diosa son sus manifestaciones (masculina y femenina), sus rayos, sus formas de expresarse. 

Para conectar con él no hace falta acudir a ningún lugar concreto, ya que lo encontramos en cada flor, en cada piedra, en cada nube, árbol, animal o planta. Su presencia es el dentino final de la existenica, pues él nos recibe cuando nuestro destino espiritual concluye. Nos enseña la manera de ayudar a los que aún viven y nos alumbra cuando necesitamos paz. Nunca ha dejado de estar aquí, pues todo lo que existe (incluso nuestro cuerpo) está lleno de su energía. 

Se podría llamar el Alma Existencia también, porque permite que todo tenga esencia. Su presencia nunca nos ha fallado, y cuando nos vamos a dormir, nuestro espíritu se conecta con su fuerza. 

Los Hermetistas lo llaman EL TODO, pues lo abarca todo. 
Los Wiccanos lo llamamos el Espíritu o el Gran Espíritu, pues es el más grande.
Los Cristianos lo llaman Espíritu Santo, pues es el más santo.
Los Chinos y Japoneses llaman a su radiación Chí y Kí.

La palabra moderna que define a su radiación es "Energía Vital" y si nos damos cuenta, todas estas culturas y religiones hablan de lo mismo; de una energía sutil que recorre nuestro cuerpo y que está presente en todo el Universo. 

Todos los seres tenemos en común su conexión, pues todos estamos unidos a su presencia. Aunque en el Universo haya diferencias entre seres, animales, plantas, montañas y fuerzas superiores, él está en todos. 

Por el Espíritu los Seres Humanos somos conscientes de nuestra vida. Sabemos que existimos y nos cuestionamos nuestro último destino. Por él llegamos a pensar; "quienes sómos", "de donde venimos", y a" donde vamos". 

Él es el que se encarga que los seres vivamos unos con otros, conectados por una energía invisible (llamada red) que nos acerca. 

Así como el Dios y la Diosa nos ofrecen los instintos de Supervivencia y Conservación, el Espíritu nos ofrece el Instinto de Hermandad y Conexión. Con él todo se vincula, se unifica y gracias a su presencia todo se religa.

Cuando los Wiccanos hablamos de su presencia, podemos referirnos tanto a su presencia, como a su energía. Un Wiccano puede decir; "voy a llamar al Espíritu", "necesito rezar al Espíritu" o "estoy invocando al Espíritu" y con esta expresion quiere decir que nos estamos dirigiéndonos a su presencia. Cuando decimos; "todo está lleno del Espíritu", "esta planta tiene Espíritu" o "he sentido al Espíritu", nos referimos a su energía, a la energía divina que dimana.

Creer en el Espíritu y ser conscientes de su presencia hace que seamos más conscientes de nuestro ser y de todo lo que nos rodea. Hace que veamos las plantas, los animales, las montañas, las flores y piedras como "baterías fotovoltáicas" cargadas de su don. Su comprensión nos recuerda que nada está separado, que todo está unido, y que todos somos Uno.

Las enseñanzas de los Indios Norte-Americanos tienen mucho que decir acerca del Espíritu. Para ellos todo pertenece al Gran Espíritu, y sus creencias tienen mucho en común con la Wicca.

Comprender totalmente al Gran Espíritu es imposible, pero lo que sí podemos hacer es entender que la Espiritualidad no consiste sólo en creer o pensar en la Divinidad, sino en sentir su Amor como el vínculo que tenemos todos los seres, pues todos estamos interconectados por su energía.

Normalmente los Wiccanos representamos al Gran Espíritu por medio del Pentáculo (nuestro símbolo sagrado) y la punta superior de la estrella representa su presencia. El círculo que lo rodea representa su energía, la red que nos conecta a todos por medio del Amor.

También existen otras formas de representarlo. Tantas como personas son conscientes de su presencia. En este sentido se ofrece libertad para representarlo como uno quiera, pues cada uno lo siente bajo su perspectiva subjetiva. 

A mí personalmente me gusta representarlo mediante una punta de cuarzo dow consejero, ya que su extructura manifiesta las energías masculinas y femeninas. Escogí esta herramienta natural para representarlo porque la punta "señala" hacia arriba. Me recuerda a la Luz Pura, y me ayuda a trascender espiritualmente. Esta varieda de cristal engloba en sí misma la energía femenina de la Diosa y la masculina del Dios. La punta blanca y transparente es su presencia, y las caras de 7 lados tres veces repetidas representan la armonía.

A algunas brujas les gusta representarlo mediante el símbolo de un animal (como el Águila o el Halcón). A otras les gusta conectar con él mediante su animal de poder (que es el animal asociado a tu persona). Otras prefieren  representarlo con el Caldero (por su símbolo transmutador) o por las cuerdas (porque representan la unidad).

En ocasiones yo lo he representado mediante 1 cuenco con alcohol prendido en su nombre. Al alcohol se lo llama también espíritu y es un elemento "sutil" y "vaporoso". Esta representación también me ayuda mucho, pues el fuego siempre se asoció al misterio, a la energía y al culto espiritual.

La herramienta que lo representa es el Aceite Santo, que es un aceite especial elaborado con esencias aromáticas y otras plantas.

Como ves representar al Espíritu es algo muy personal. La Wicca siempre nos ofrece libertad a la hora de escoger nuestros símbolso para trascender, pues cada uno debe de llegar a la evolución espiritual por sí mismo.

Para comprende rmejor el papel que cumplen la Diosa, el Dios y el Gran Espíritu te pondré un ejemplo moderno;

Imáginate que el Universo entero y todo lo que existe (tú incluido), estamos creados por esta tri-unidad energética. Y compáralo con un ordenador. El Harwar del ordenador (la parte física y la forma en sí) la crea y rige la Diosa. El Sofwar (la información y la parte no física del ordenador) lo crea y rige el Dios. 

Vale, ¿qué falta para que "el ordenador" funcione?. Hace falta la "chispa" de energía verdad?. Sí, hace falta la electricidad, para que ponga en marcha todo el aparato, y tanto el Harwar como el Sofwar se activen y funcionen complementados. El Espíritu es esta energía. Una corriente divina que unifica todo lo que existe y permite que se interconecten las piezas para mantener el Universo vivo.

Pues bien, ésa es la función del Dios, la Diosa y el Espíritu. Los tres son necesarios para que este Universo se conserve y tenga vida. Y en la Wicca pensamos que todo tiene una razón de ser. Tener presentes a los tres es importante para que se mantenga el equilibrio y todo se desarrolle en armonía. 

En este punto me gustaría preguntarte;

Para tí que es el Espíritu...?

Lo representas de algún modo...?

Cómo te imaginas que es...?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada