sábado, 28 de enero de 2012

La Oración del Sí

He aquí un ejercicio práctico y efectivo de afirmaciones con respuesta. 

Lo he creado esta tarde en base a los efectos que estoy obteniendo gracias al trabajo del libro EL PODER. 

Como ya has visto en mi último artículo, el poder de la Palabra Hablada es impresionante y ofrece multitud de bendiciones si se usa correctamente. Por eso quiero compartir contigo mi última creación hablada.

Se trata de una oración-ejercicio-alineación que dice sí a la vida y a todo lo bueno que el Universo te concede, pues la afirmación positiva abre el canal interno que nos conecta con el Reino del Espíritu.

Si has leído la sección EL ESPÍRITU de este blog, ya sabes que el Espíritu es lo que permite la vida en todo el Universo y que su energía en expansión crea lo que llamamos la Red Universal que nos conecta a todos. 

Este Espírtu se puede comprender como el Alma del Universo, y su presencia permite que el corazón lata y tú tengas consciencia.  Su poder te bendice con su energía cuando te conectas a su energía (la Red vital) y cuando usas correctamente su energía ofreciéndote el Amor Universal.  

Por eso hacer este ejercicio te ayuda a conectar con la energía  que desprende la Red del Espíritu, que por supuesto siempre es positiva. A través de la afirmación en la Palabra Hablada tu ser interno se conecta con lo supremo, y allí, siempre hay un banco de energía dispuesta para ti. Con esta energía puedes hacer lo que quieras, desde tu libertad, pero es de honor pagano y sabio usarla para el bien común. 

Si la usas mal la desperdicias, y el canal por el que baja la energía se contrae, reduciendo el sumistro de bendiciones.

He aquí el poder del sí. ¿No lo sabías?. Cuando dices sí, te conectas con la Red Cósmica de la Vida y del Espíritu. Afirmas la vida, elevas la autoestima, aceleras tu vibración personal, mejoras en tu estado interno y potencias la creatividad. 

Cuando dices sí tu cuerpo físico responde, tus células se agitan y los electrones que componen tu ser aceleran su velocidad alrededor del átomo.

Parece una tontería, pero cuando lo pruebes verás los resultados.

Decir muchas veces sí, es beneficioso para el cuerpo, la mente y el alma, y te conecta con el Brillo del Poder Universal. Por el contrario cuando dices no, te alejas del mundo, de la vida, de las demás personas y del Universo, pues te cierras a la corriente energética cortando el suministro energético. 

Esto te pasa cuando te enfadas y cuando te quejas por todo, pues cuando tu estado mental y emocional está negativo, no canalizas la energia de la Naturaleza, y la magia insondable de la luz deja de circular por ti.

Haz una prueba; di varias veces no. Hazlo en voz alta. En serio, prúebalo.

¿Lo has hecho?. 

Hazlo, de verdad. Hazlo y verás como al decirlo varias veces (con energía) te negativinizas. Si lo dices en voz alta varias veces, afirmando con fuerza y energía tu palabra verás como acabas enfadándote. 

No.

(Bueno, no pasa nada, es tan solo una palabra)

Nooo.....!!!! (ya noto que tengo que imponer mi volutad)

Nooooo.......!!!!!!!!!!

Te he dicho que nooooooooooooo.....!!!!!, 

Es que no me entiendes........!!!!!!!!!!!

¿Ves?, La negación repetida hace que te enfades y que te alejes del resto del mundo. 

Cuando una persona se enfada (por cualquier motivo), tiende a alejarse, a refugiarse en otro lugar y a buscar consuelo externo. 

Cuando nos enfadamos buscamos la soledad o un apoyo en otra persona, igual que hacen los niños.

¿Has notado la diferencia?. Cuando nos enfadamos nuestro ego humano aparece de forma brusca, se siente herido, dolido y busca ayuda. Hasta que se nos pasa, nos sentimos alejados, callamos y buscamos aprobación.

A nadie le gusta estar enfadado todo el día (pienso que a ti tampoco), pues la Naturaleza humana es estar en paz y armonía.  

Vale, esto es entendible. Ahora cambiemos el chip. 

Veamos lo que pasa cuando dices sí.

Venga pruébalo.

Di sí.

Suena mal verdad, sin emoción. 

Piensa en una petición muy especial, la que te haría muy feliz en estos momentos de tu vida. 

Dí sí otra vez. 

Sí....!

Vale, suena mejor. 

Repitelo otra vez. 

Sí....!!!!

Sííí......!!!!!!

Síííí............!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Yo digo sí...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Notas la diferencia....?. La energía es alegre, positiva, contagiosa, abierta, divertida, ligera, fluidad, feliz....!. 

Vale, vemos que el Sí afirma la vida, es positivo y creador. 

¿Cómo utilizar este poder vibracional para tu campo energético, tu vida, tus negocios, tu pareja, en fin, todo lo que hay en tu vida mejore?.

Pronunciándolo cada día, pronunciando una oración que diga sí a todo lo bueno que la vida tiene que ofrecerte. Cuando pronuncias una oración que dice sí a todo lo que quieres conseguir, te conectas con el poder creador del Universo y lo atraes a ti. 

La técnica es la siguiente; 

Diseña una oración que diga sí a todo lo bueno que quieres, a aquello que quieres lograr en tu vida y a aquello que sabes te hará feliz. Diseñala de modo que cada vez que la digas generes en tu interior un fogonazo de energía positiva y creadora. 

Crear tu propia oración del sí es lo mejor que puedes hacer si quieres cosechar este poder. Más que nada porque cuando la diseñas tú, le añades emoción, la personalizas y haces que tenga sentido para ti.  

Si no sabes cómo hacerlo, aquí te muestro un ejemplo que puede servirte. Siéntete libre de modificarla para que se ajuste a tu caso. Puedes incluir cosas que quieres mantener o conseguir. No importa. Mientras sea positivo lo que pidas y beneficioso para tu crecimiento, lo harás bien.   

LA ORACIÓN DIARIA DEL SÍ

Yo digo sí a la Vida
Yo digo sí a la Luz
Yo digo sí a la Paz
Yo digo sí al Amor

Yo digo sí a todo lo bueno que viene a mi senda y que siempre es Perfecto.

Afirmo lo Bueno que tengo en mi Templo 
Brillando con Gloria en honor de lo Eterno

Conectando mi ser a la Red Superior
Afirmo que todo en mi vida es mejor. 

Amado, Creado y Abierto al Amor
Recibo ahora mismo el Poder Creador

Bendigo las Gracias y Sanas Mercedes
Que el Dios y la Diosa en mi mano conceden.

Yo digo sí a la Vida
Yo digo sí a la Luz
Yo digo sí a la Paz
Yo digo sí al Amor 

Afirmo lo Bueno que ya está en mi senda
Diciéndole Sí a una Vida Perfecta

Yo digo sí a la Belleza en mi Templo
Yo digo sí a la Prosperidad de mis Empresas
Yo digo sí a los Buenos Amigos
Yo digo sí a lo bueno que me ofrece el Destino
Yo digo sí a la Fortuna en mi vida
Yo digo sí a la Familia Feliz
Yo digo sí a mis Padres queridos
Yo digo sí a mis Hermanos y Primos
Yo digo sí a la Unión Fraternal
Yo digo sí a la Gran Paz mundial
Yo digo sí la Libertad de mi Templo
Yo digo sí a un destino perfecto
Yo digo sí al camino Brillante 
Yo digo sí al Poder tan Radiante 

Etc, etc, etc,

La oración no tiene porqué rimar, aunque si te digo la verdad, a mí me gusta más que rime. Pero lo importante es que tu oración resuene en tu templo interno, en tu inconsciente, en tu ser. 

No te cortes en añadir lo que sea más personal o en darle otro toque a la oración. Tu oración será tuya, por lo tanto hazla personal. Siempre que sea bueno y no dañe a nadie, adelante, hazlo...!. A mí me gusta llevar un equilibrio natural en lo que afirmo. Es decir que le digo sí a las cosas espirituales, físicas, mentales, emocionales, etc, pues todo es importante en la vida.

Recuerda que para vivir una vida armoniosa debe ser equilibrada. Es verdad que si ahora mismo te encuentras en una situación nefasta de dinero, te vas a centrar más en eso, y crearás una para el dinero, pero la general debería incluirlo todo, como un plan de realización completa que afirme la realización total de tu ser. 

Con esta misma idea, puedes diseñar oraciones del sí para el amor, la salud, el trabajo, el dinero, el éxito, los amigos, un deseo en concreto, etc. 

Ves que fácil...?. Y lo único que tienes que hacer es rezarla en voz alta, con sentimiento. Si las rezas varias veces al día mejor, así tu energía se mantiene conectada a la Red. El único problema es que si tus vecinos te oyen rezar una oración así, pueden pensar que definitivamente estás para encerrar. 

Pero qué importa?. Si tu vida es maravillosa sigue así y lograrás tus objetivos. En serio, ya sabes que todo lo que publico en el blog lo he probado yo antes.., y si algo no funciona, no lo comparto. 

Di sí, haz oraciones del sí, y verás como tu vibración cambia. Recuerda que siempre debes centrarte en lo positivo, en cómo sanar las cosas, así que no hagas una oración del no o lo estropearás. Las oraciones del No existen sí, pero deben estar muy bien estructuradas para que generen Luz.

Céntrate en la Luz, en la Positividad, en la Paz y en la Grandeza de saber que te unes a la Red Universal del Gran Espíritu. Afirma lo que sí quieres tener, y verás cómo funciona.

Sabio y Bendito seas.

1 comentario:

  1. Me parece una oración preciosa,gracias por enseñarnos,lo pondré en práctica ,muchas ,muchas ,muchas gracias de todo corazón

    ResponderEliminar